Tuvieron que pasar dos semanas del decreto del estado de alarma y de la implantación de la batería de medidas que cada comunidad estableció con el objetivo de frenar la incidencia para que la curva de contagios comenzara a ir a la baja.

Noticias relacionadas

A los hospitales, sin embargo, la mejora ha tardado más en llegar: en planta, los datos apuntan a una bajada pero las UCI no van al mismo ritmo y solo se denota una suerte de estabilización que sin embargo no convence a los médicos. "No estamos preparados para una tercera ola", advierte el presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICUC), Ricard Ferrer.

El pasado 2 de noviembre, la ocupación de camas por pacientes Covid-19 sobrepasó por primera vez desde agosto el 15%. Un día más tarde, ascendía al 16,35%, con la constatación de una tendencia al alza que alcanzó su máximo el 9 de noviembre, con un 17,28%. La curva no comenzó a bajar de forma constante, sin embargo, hasta el pasado 16 de noviembre y no fue hasta el día 20 cuando volvió a dibujarse por debajo del 15%.

Según la última actualización del Ministerio de Sanidad, fechada este viernes, el porcentaje de camas ocupadas en los hospitales españoles por pacientes con coronavirus es del 11,95%, es decir, poco más de una de cada 10. Este dato es significativo en tanto en cuanto no estaba por debajo del 12% desde hace más de un mes; en concreto, desde el pasado 22 de octubre.

Tomando como referencia los informes de los viernes del último mes, el porcentaje de camas ocupadas en el conjunto del país ha descendido en 4,35 puntos porcentuales desde el 16,3% del día 6 al actual 11,95, pasando por el 16,15 del día 13 y el 14,52% del 20.

En la última semana, el descenso ha sido notable en todas las autonomías, especialmente en Ceuta y Melilla. Este viernes, Canarias anotaba el mejor dato del país (4,08%) y Asturias (24,35%), el peor. En España había 14.819 personas ingresadas por coronavirus.

Un día en la UCI

Las UCI, "llenas"

La caída de la presión en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), por el contrario, es menor. Siguiendo la referencia de las últimas cuatro semanas, la ocupación ha descendido apenas un punto porcentual (1,34), pero el pico, en este caso, se ha dado entremedias. El viernes 6, casi tres de cada diez camas UCI estaban en España estaban ocupadas por pacientes Covid (29,78%), una tendencia que se mantuvo estable en las dos semanas siguientes (31,75% el día 13 y 31,02% el 20) y que se rompió este viernes (28,44%).

En regiones como Baleares, Extremadura o el País Vasco este indicador aún no ha comenzado a descender. Canarias vuelve a ser la autonomía con el mejor dato (9,71%) mientras que en la otra cara de la moneda se coloca La Rioja.

En esta comunidad, los pacientes críticos por coronavirus ocupan más de la mitad de las camas disponibles; en concreto, el 56,57%, según los datos que proporcionó el departamento dirigido por Salvador Illa el viernes. La tendencia se ha mantenido así desde principios de mes, con el único punto favorable de que no va en aumento.

Aunque los datos apunten a un ligero descenso o a una estabilización generalizada, las UCI continúan llenas y no están preparadas para hacer frente a una posible tercera ola, según el presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICUC), Ricard Ferrer. En su opinión, aún harán falta dos o tres semanas más para rebajar la presión.

Una UCI en el Hospital del Mar. Reuters

"Etapa crítica"

En una entrevista con Efe, el médico constata que "ahora mismo una cama UCI es un recurso muy disputado" y que la ocupación actual de un 28,44% en el conjunto del país denota un "riesgo extremo". "Las UCI aún están llenas", advierte, al tiempo que pide que la suavización de las restricciones que se ha visto en los últimos días se haga con "cautela". Hay 13 comunidades por encima del 25%, el umbral que marca Sanidad para considerar la situación como crítica. 

El ministro de Sanidad así lo ha constatado este sábado: "Las circunstancias son difíciles y lo seguirán siendo durante al menos unos meses". De la misma forma, el presidente del Gobierno, ha advertido de una "etapa crítica" en los primeros meses del próximo año, por lo que ha pedido anteponer "la precaución sanitaria a cualquier otro tipo de propósito" esta Navidad.

"Regalemos seguridad a aquellos que queremos para seguir todos juntos mañana", ha afirmado, al tiempo de subrayar que "es mucho más importante celebrar las Navidades en los próximos años que este", ha asegurado.

Falta de médicos

El cupo de camas destinadas a pacientes críticos se ha ampliado con la llegada de la pandemia, con el aumento de los aparatos necesarios y el personal especializado, y pese a ello, están a máxima ocupación en el grueso de las comunidades.

Personal de la UCI del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza. EFE

Ferrer apunta a la necesidad de que la ampliación se mantenga independientemente de las circunstancias y a la falta de especialistas. "No encontramos intensivistas en el mercado laboral", asegura, incidiendo en que aunque España forma a un importante número de profesionales cada año, el menor salario percibido en comparación con otros países europeos hace que estos migren hacia el extranjero en busca de mejores condiciones laborales.