"Fuimos nosotros quienes, en los meses más álgidos de la pandemia, estuvimos en la calle defendiendo el Estado de derecho y protegiendo a los ciudadanos, luchando con los pocos medios que nos daban fueron los hombres y mujeres de uniforme en el país".

Noticias relacionadas

Las palabras de Pablo Iglesias en La 1 de Televisión Española han irritado profundamente a muchos agentes de la Guardia Civil. El vicepresidente segundo del Gobierno ha afirmado que no son "fundamentales" para combatir el coronavirus. 

La frase ha encendido a distintas asociaciones que aglutinan a agentes de toda España. "Ellos cumplieron con su deber. Quien no cumplió con su deber fue el señor iglesias al erigirse como mando indiscutible de las residencias de ancianos con la desgracia que acarrea las miles de muertes por su gestión en esas residencias", aseguran desde Jucil.

Para el líder de Podemos los agentes de la Benemérita y de la Policía Nacional no son importantes, a diferencia de médicos, enfermeros y profesores. Para los agentes se trata, una vez más, de un ultraje contra el trabajo que muchos llevaron a cabo a lo largo de los últimos meses, tanto en la calle como en las dependencias de todo el país. 

"Series y películas"

"Pretender decirle a muchos vecinos de Vallecas , muchos vecinos de Carabanchel que va a haber controles policiales para ver usted de dónde viene, pueden dar la sensación de que las cosas no se están haciendo bien".

"Los trabajadores públicos -proseguía- que van a ser fundamentales para seguir combatiendo una pandemia que nos está poniendo en riesgo no son policías y militares. Son médicas, enfermeros y profesores y trabajadores de los servicios públicos", dijo Iglesias.

"¿No somos esenciales? ¿En su casa sí somos esenciales?", insisten las mismas fuentes.

Desde otra de las asociaciones más importantes del cuerpo de la Benemérita, AproGC, defienden la importancia que tienen y tendrán los agentes. "Los trabajadores públicos que van a ser fundamentales para seguir combatiendo esta pandemia lo harán protegiendo y auxiliando como la Guardia Civil. No viendo series ni haciendo entrevistas, que ese gasto sí es superfluo; no el nuestro".

La Confederación Española de Policía (CEP) también habla de "ofensa" por parte de Iglesias: "Más de 3.700 compañeros llegaron a infectarse o estar aislados por trabajar en la pandemia. Grande-Marlaska debe desautorizarle ya".