Manoel Silva Rodrigues, el sargento brasileño que acompañaba la comitiva del presidente Jair Bolsonaro y que fue condenado a seis años de prisión por transportar 37 kilos de cocaína en aquel vuelo, tendrá que cumplir en España el total de la condena hasta que se le conceda el tercer grado penitenciario o acceda a la libertad condicional.

Noticias relacionadas

Según publica Diario de Sevilla, el tribunal que dictó sentencia contra este militar ha tomado esta decisión en respuesta a la petición del abogado de Silva Rodrigues.

Este exigía a la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla su expulsión fuera de territorio nacional para poder cumplir el resto de la condena en su país.

El abogado solicitaba también que se fijara una fecha para la expulsión de España. La Audiencia ha aplicado el artículo 89 del Código Penal. Este establece que en las condenas por delitos de gravedad como el que cometió el sargento, el tribunal puede acordar que la pena se cumpla íntegra en las prisiones del país.

La medida, según la sala persigue “asegurar la defensa del orden jurídico y restablecer la confianza en la vigencia de la norma infringida por el delito”.

Los hechos

Los hechos se remontan al 26 de junio del pasado 2019. El militar fue captado en un control policial durante la escala que realizaba en el aeropuerto sevillano la comitiva que acompaña a un viaje a Japón al presidente de Brasil. Allí encontraron la referida droga en su maleta.

El detenido viajaba en un avión "avanzadilla" al del presidente brasileño, y estaba previsto que los dos vuelos llegasen este miércoles al país nipón.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ofreció su "inmediata colaboración" para aclarar las circunstancias de la detención con un alijo de cocaína en España de uno de los miembros de su comitiva, un militar que le acompañaba en un viaje a Japón para participar en la reunión del G-20.

"He pedido al ministro de Defensa su inmediata colaboración con la Policía española para el pronto análisis de los datos, cooperando en todas las fases de la investigación", señaló Bolsonaro en un mensaje de Twitter.

En su mensaje, Bolsonaro confirmaba que fue informado por el Ministerio de Defensa de la detención en la ciudad española de un militar perteneciente al "Ejército de aviación brasileño que portaba estupefacientes".