La cifra de vecinos que han tenido que se desalojados de manera preventiva por su cercanía al incendio que se ha originado sobre las 18.00 horas de este pasado viernes en el municipio de Garafía (La Palma) asciende a unas 300 personas, según ha informado el Cabildo. Vecinos de los barrios de Cueva del Agua y El Castillo, en Garafía (La Palma) han sido evacuados de manera preventiva por el incendio forestal que afecta desde ayer al municipio, y que sigue activo con tres frentes.

Fuentes del servicio de urgencias 112 han informado de que se han habilitado dos albergues en municipio de Puntagorda para alojar a los evacuados aunque la mayoría ellos han ido a casas de familiaresDurante la tarde de ayer también se desalojó los barrios de Catela y Colmenero.

Sobre la evolución del incendio, fuentes forestales han indicado a Efe que el fuego tiene tres frentes activos, aunque uno de ellos el que sube hacia el barranco de Briesta que era el que más preocupaba anoche, parece que está más controlado.

Dispositivo contra el fuego

Durante la tarde de ayer participaron en el operativo helicópteros de la BRIF; helicópteros del GES, de La Palma y La Gomera; y un Kamov del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico del Gobierno de España, con base en Los Rodeos.

Estos medios aéreos han estado operativos hasta que entrada de la noche ha restado visibilidad y han tenido que retirarse. En tierra, han estado apoyados por retenes de personal y vehículos del Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma, Cecopin, Brif, Eirif, Bomberos, Cruz Roja, Guardia Civil, Protección Civil y Policía Local.

Además, en las próximas horas se incorporan al operativo efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) con base en Los Rodeos (Tenerife), que se han desplazado en un barco para desplazar vehículos y medios técnicos. El dispositivo de la UME está formado por 75 efectivos, seis autobombas y dos guaguas.

De igual modo, a primera hora de este sábado, la Delegación del Gobierno en Canarias ha informado de que otros 51 efectivos de la UME con base en Gran Canaria embarcarán durante la mañana rumbo a La Palma para unirse a las labores de extinción.