La mayoría de los ciudadanos considera que la decisión de Juan Carlos I de abandonar España es la mezcla de una campaña política contra la Monarquía (47,3%) y la presión ejercida desde los medios de comunicación (34,8%).

Noticias relacionadas

El 31% afirma, por su parte, que optó por el exilio por la influencia de Felipe VI, y el 19% piensa que lo hizo de forma voluntaria, porque quería irse del país. Así lo refleja esta nueva entrega de la encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL. En el 4,9% de los casos, el encuestado no sabe o no quiere responder. 

.

Por partidos políticos, los afines a Unidas Podemos son los que apuestan de forma más decidida (30,1%) por que salir de España fue una decisión totalmente voluntaria de Juan Carlos.

Los votantes de centroderecha se abonan de forma abrumadora a la tesis de que el Emérito abandonó el país por la campaña política impulsada por Podemos contra la monarquía. Así lo confiesa el 81% de los afines al PP; el 80,3% de los votantes de Vox y el 57,3% de los de Ciudadanos.

En el caso del PSOE, secunda esta idea el 26,1% de los encuestados. La gran mayoría (44,6%) de los socialistas dice que fue la presión de Felipe VI la verdadera razón por la que se ha tomado esta histórica decisión.

Los votantes de Pablo Iglesias dicen que Juan Carlos hizo las maletas por la presión de los medios de comunicación (44,5%). Es la misma sospecha que tiene el 37,1% de los votantes socialistas; el 31,9% de los afines a Santiago Abascal; el 30,7% de los cercanos a Arrimadas y el 29,3% de los simpatizantes del PP.

.

Por edad, los jóvenes menores de 30 años son los que se muestran más confiados en que la decisión de abandonar el país fue voluntaria: un 37,1% frente al 20,8% de los de entre 31 y 45 años.

Preguntados por si consideran que fue fruto de una campaña política contra la monarquía, los más mayores son los que defienden principalmente esta teoría: el 54,4% de los encuestados de entre 46 y 65 años, y el 54% de los jubilados. 

El 34,6% de los menores de 30 años cree, por su parte, que todo es fruto de la presión de Felipe VI, un porcentaje que baja al 32,4% en los ciudadanos de entre 31 y 45 años. Los españoles de esta franja de edad son los que aseguran de manera más rotunda (43,3%) que la marcha fue consecuencia de la presión de los medios de comunicación. 

.

La encuesta de SocioMétrica también revela que la voluntad mayoritaria del pueblo español (57,5%) es que Juan Carlos hubiera permanecido en Zarzuela hasta que se pronunciara la Justicia sobre el supuesto cobro de comisiones en el extranjero. Hay también un 36,8% de encuestados que piensa que era higiénico que el Rey Emérito abandonara el país para proteger la imagen de la Monarquía. 

.

Por partidos políticos, son los votantes de Unidas Podemos los que abrumadoramente (85%) castigarían al Emérito dejándolo en el Palacio de la Zarzuela mientras dure el proceso judicial. El porcentaje baja considerablemente entre los votantes del resto de partido: un 66,7% de afines socialistas cree lo mismo; el 54,6% del PP; el 52,8% de Vox y el 31,8% de Ciudadanos. 

Son los ciudadanos más cercanos a Inés Arrimadas los que apuestan mayoritariamente por la salida del país (61,9%). Le siguen los votantes de Vox (42,2), los del PP (41,7%), PSOE (29,6%) y Unidas Podemos (10,7%). 

.

Por franjas de edad, los más proclives de que Juan Carlos siguieran en Zarzuela son los jóvenes menores de 30 años (63,6%), seguidos de los españoles de entre 46 y 65 años (58,6%). Un 52% de los jubilados también están de acuerdo con esta opción, aunque el 42,1% de los mayores de 65 años cree que era necesario que el monarca abandonara Zarzuela como cortafuegos para no erosionar más la figura de la Monarquía.

.

La sociedad española tiene claro que, a pesar de los servicios de Juan Carlos I al Estado democrático, no se debe mirar hacia otro lado ni perdonar los presuntos delitos delictivos y los actos reprobables que a lo largo de su vida haya cometido el rey. Así lo contesta el 70,1% de los encuestados. Solo uno de cada cinco (el 22,4%) es más benévolo y apuesta porque la sociedad española mire hacia otro lado o perdone los presuntos delitos y actos reprobables del rey sin que deban actuar los tribunales.

.

Los ciudadanos se dividen frontalmente en dos bloques cuando se les pregunta si la salida de España de Juan Carlos fortalece o debilita la Monarquía que ahora encarna Felipe VI, aunque la gran mayoría de españoles (el 58,7%) cree esta salida la debilita. El bloque de centroderecha ve claramente que la fortalece. Así lo piensa el 59,9% de los afines a Cs; el 53,7% de los votantes del PP y el 47,9% de los de Vox.

El bloque de centroizquierda apuesta más porque la debilita. Es lo que opina el 66,6% de los votantes del PSOE y el 84,9% de los de Unidas Podemos. En el caso del PP, el 42,1% responde también que resta más que suma; un porcentaje que sube al 47,1% entre los votantes de Vox y en un 33,9% en el caso de Ciudadanos.

.

Por franjas de edad, los más mayores son los que confían en que su salida beneficia a Felipe VI mientras que los jóvenes son los que abrumadoramente apuestan porque perjudica a la institución en sí. En concreto, el 65,2% de los menores de 30 años dice que la salida de España de Juan Carlos debilita a la monarquía mientras que el 27,1% dice que le beneficia. En el caso de los mayores de 65 años, el 55,1% dice que sacar a Juan Carlos de Zarzuela daña la imagen de Casa Real y el 38,1% considera que la fortalece. 

Ficha técnica

Se han realizado 2.040 encuestas a través de panel online, entre los días 4 y 5 de agosto, calibradas para el total nacional por sexo, edad, provincia, hábitat rural/urbano y situación laboral. Con posterior ponderación por recuerdo de voto en las elecciones del 10-N. La convergencia por interacción para el total nacional es del 97%. El margen de error es <3%. Sociometrica es miembro de Insight Analitycs.