Los peores momentos de la pandemia del coronavirus se parecen, cada día más, a la situación que está viviendo en Aragón. En concreto, en una residencia de mayores en Burbáguena (Teruel), en la que 66 de sus 95 usuarios han dado positivo en Covid-19, así como 9 trabajadores. Además, tres ancianos han fallecido.

Noticias relacionadas

El coronavirus parece que vuelve a extenderse por la comunidad aragonesa. En la primera oleada, este sector de la población fue el que más sufrió los efectos del virus. Hasta junio hubo casos en 138 residencias, con casi 3.000 contagios y 760 fallecidos.

Más del 80% de las muertes por Covid-19 reconocidas oficialmente por las autoridades aragonesas eran usuarios de residencias. Concretamente, 760 de las 929 defunciones notificadas por el Gobierno de Javier Lambán.

Han vuelto a saltar todas las alarmas: el presidente autonómico se refirió a este centro turolense cuando responsabilizó a los propios trabajadores de la proliferación de brotes en residencias. "Ahora, quienes introducen el virus en las residencias son los trabajadores", arguyó hace unos días.

Lo cierto es que en la Casa Familiar La Inmaculada de Burbáguena se han multiplicado las quejas de trabajadores por no haber recibido los equipos de protección completos hasta el pasado fin de semana, el último del mes de julio.

Los familiares no lo han transmitido

Sin embargo, la situación, a ojos del Ejecutivo regional, no tiene nada que ver con respecto a lo vivido en marzo, al inicio de la pandemia. Lambán considera que las magnitudes son "difícilmente comparables entre sí".

Al inicio de la pandemia, continuó, en las residencias los contagios entonces derivaban del trasiego de residentes entre los centros y los hospitales y de las visitas de los familiares, algo que está ahora está "erradicado" como posibilidad de transmisión del virus.

Pero eso no es eximente de que su Gobierno no vaya a actuar: ha anunciado la presentación de una denuncia penal sobre la situación en este centro, de la que aún se desconoce el contenido y que se formalizará en los próximos días.

Hay 3 usuarios a la espera de las pruebas

Según informa Diario de Teruel, la Fundación Cruz Blanca, titular de esta residencia, detalló que el brote no para de crecer: se ha pasado de 62 a 66 casos entre los residentes y hay otros 3 a la espera de resultados de las pruebas.

Así, han comunicado que su sociedad está "muy atenta" a la evolución de todos los casos por si fuera necesario actuar y derivar a algún afectado a un centro sanitario.

Además, Cruz Blanca insiste en que han sido “impecables” en todo el proceso cumpliendo “todos los protocolos y el plan de contingencia”. También recuerdan qué clase de centros son las residencias: de convivencia y no sanitarios.