El Parlamento votaba este miércoles los cuatro dictámenes concluyentes de la comisión de reconstrucción creada a raíz del paso del Covid por España. El Congreso ha alcanzado un acuerdo de mínimos en tres de las cuatro materias en las que se dividió la comisión: sanidad, reactivación económica y Unión Europea. Sin embargo, ha sido imposible acordar unas medidas comunes en políticas sociales, que no quedarán reflejadas en el dictamen global.

Este paquete, el más importante para el Gobierno de coalición, encontró un escollo que ha sido imposible de superar: la escuela concertada. Las conclusiones en esta área recogían que las ayudas solo se destinarían a la escuela pública, un punto que PP, Vox, Cs, PNV y JxCat consideraban inaceptable. Finalmente, el dictamen ha sido rechazado con 172 votos a favor, 175 en contra y una abstención. Cuando la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha anunciado el rechazo del Parlamento, los diputados en contra del dictamen han roto en aplausos para simbolizar su alegría ante la derrota gubernamental.

PSOE y Unidas Podemos intentaron salvar sin éxito el acuerdo hasta el final. De hecho, el martes pactaron una enmienda transaccional con ERC a través de la cual intentaron matizar la polémica. Si el dictamen inicial decía que "la totalidad del incremento de la inversión irá destinado a la educación pública", el texto final borró la mención a la educación pública. Este acuerdo con los independentistas enfadó a Ciudadanos, que adelantó que su voto sería en contra al considerar que el Gobierno quiere excluir a los alumnos que estudian en colegios concertados de las ayudas que se repartirán. 

Sanidad

Los dictámenes en materia de sanidad y Unión Europea han sido los que han contado con más votos; el paquete económico ha salido adelante por un voto. El PP ha votado a favor del bloque sanitario tras conseguir que el Gobierno incluyera en la propuesta crear una Agencia Nacional de Salud que incluya una unidad de seguimiento de pandemias y se nombre un representante en cada comunidad autónoma.

Los conservadores también han conseguido un plan para la renovación tecnológica de los centros sanitarios. Finalmente han votado a favor 156 parlamentarios y en contra 88. Han habido, además, tres abstenciones.

El bloque europeo es el que ha contado con un respaldo más amplio, 276 síes, 59 votos en contra y trece abstenciones. El apartado de reactivación económica se salvó por los pelos: 169 votos a favor frente a 168 en contra y once abstenciones.

Comparecencias

Gobierno y oposición propusieron crear este órgano parlamentario ad hoc en pleno confinamiento, en un intento de que los españoles vieran que los políticos eran capaces de aparcar sus diferencias y buscar consensos que beneficien el interés común. Desde su constitución el 4 de mayo se han reunido en más de cuarenta ocasiones y se ha escuchado la voz de 125 comparecientes, casi todos expertos en la materia analizada. Sin embargo, para conseguir el consenso, los textos aprobados han tenido que llenarse de generalidades