Un joven de 31 años se ha electrocutado a primera hora de esta tarde en la Estación de Atocha (Madrid) al intentar descolgarse por una de las catenarias de los trenes de alta velocidad. Dos grandes explosiones y un fuerte olor a quemado han alertado a los pasajeros que esperaban en los andenes para el resto de viajes de la jornada.

Noticias relacionadas

Los hechos, según relata un testigo presencial a EL ESPAÑOL, han ocurrido en torno a las tres y media de la tarde. Algunos pasajeros, sobre esa hora, han observado a un individuo gateando por encima de una de las vigas del techo que discurren de forma perpendicular sobre los andenes a través de los que se accede a los trenes de larga distancia.

"Lo hemos visto desde las mesas de la cafetería Rodilla, a unos 30 o 40 metros", relata uno de los pasajeros que se encontraban en el lugar de los hechos. "No parecía un operario. Vestía de calle, con una mochila, e intentaban descolgarse al techo del tren a la altura del último andén". 

Al bajar de la viga, el hombre se ha agarrado a una de las catenarias, y en ese momento se ha producido una enorme explosión. Un segundo estallido alertó de nuevo a quienes esperaban en la estación.

El hombre cayó al suelo en ese instante. Al intentar bajar desde la viga al techo del tren ha tocado el cable con una pierna y entonces se ha ocasionado el estruendo, y también un pequeño fuego en el techado del andén. Según ha podido saber este periódico, el hombre ha recibido una descarga de unos 25.000 voltios.

Ingresado en el hospital

Fuentes conocedoras del caso explican que el hombre, de nacionalidad palestina, llevaba tratando desde ayer de colarse en los trenes para ir a Marsella. Hoy, a primera hora del día, lo intentó de nuevo a través de los andenes de Cercanías. Esa parte de Atocha conecta de manera directa con las vías 14 y 15 de alta velocidad, que son vías de estacionamiento. 

Tras fallar en ese primer intento, el individuo ha decidido intentarlo a través de la opción más arriesgada de todas. Trepando hasta el techo e intentando acceder de esa manera, ha vuelto a fallar en su propósito, obteniendo a cambio una gigantesca descarga eléctrica. 

Imagen del joven subido a las vigas antes de caer electrocutado.

Pese a la magnitud del voltaje que ha recibido, esta persona ha sobrevivido al suceso. Se encuentra consciente y, según fuentes policiales conocedoras del hecho, en estado de gravedad. Presenta además una herida sangrante en la cabeza. También un traumatismo craneoencefálico severo y quemaduras por todo el cuerpo tras electrocutarse.

A estas horas ya ha sido ingresado en el Hospital de La Paz, y parece que saldrá adelante. A la estación se han tenido que desplazar equipos del SAMUR y Protección Civil, y también la Policía Municipal.

Los viajeros que aguardaban su turno para subir a los trenes han podido continuar sin problema con sus trayectos y los trenes continúan funcionando con normalidad. "Nos ha sorprendido porque era un poco flipante que hubiera ahí una persona", indica el mismo testigo. "No ha llegado a tocar el techo, el tipo ha tocado dos veces el cable. Ha sido un fogonazo tremendo, una explosión muy intensa".