Grupos de antifascistas y radiales han increpado y se han enfrentado este domingo a dirigentes de Vox, entre los que se encontraban su secretario general de Vox España, Javier Ortega Smith, y la candidata por Guipúzcoa, María Pérez, durante un paseo por las calles del centro de San Sebastián tras celebrar un mitin en Alderdi Eder, junto al monolito en recuerdo a las víctimas del terrorismo.

Noticias relacionadas

Tras concluir el mitin, en el que los dirigentes de Vox y la treintena de simpatizantes que han congregado han sido constantemente increpados por grupos de antifascistas y radicales, en medio de un fuerte dispositivo de la Ertzaintza, Ortega Smith y María Pérez, junto a otros dirigentes de Vox, han iniciado un recorrido por el centro de la capital donostiarra, custodiados por un cordón policial.

Durante el mitin, les han interrumpido con cánticos de "que se vayan, se vayan" y gritos a favor de la independencia, y en el recorrido los grupos de antifascistas y radicales que les han seguido les han gritado "Alde hemendik. Utzi bakean Euskal Herria", "Asesinos, fascistas kanpora", y "Independentzia".

Durante el paseo se han vivido algunos momentos de tensión, y lo agentes de la Ertzaintza han tenido que intervenir para poner distancia entre quienes protestaban por la presencia de Vox en San Sebastián y los dirigentes del partido de Santiago Abascal, aunque no se han llegado a producir cargas policiales.

Batalla campal

Este viernes, un mitin sobre "seguridad e inmigración" protagonizado por el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith en Bilbao finalizaba con enfrentamientos entre grupos antifascistas y el amplio dispositivo policial desplegado en la plaza Corazón de María del barrio de San Francisco, que acoge a un numeroso colectivo de población inmigrante.

El mitin, al que asistieron una veintena de personas, se desarrolló en medio de una gran cacerolada de los vecinos de la plaza desde sus balcones, que no impidió que se escuchara con una potente megafonía el discurso vehemente de Ortega Smith, que clamó contra la inmigración ilegal y la "imposición del totalitarismo lingüístico" en el País Vasco.