Salvador Illa ha insistido en numerosas ocasiones en que, a la hora de facilitar cifras de muertes sobre la pandemia del Covid-19, el Ministerio de Sanidad que él encabeza utiliza el recuento que dictan las autoridades sanitarias internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés). Hasta este lunes. 

Noticias relacionadas

Los criterios de la OMS se han convertido desde hoy en meras "recomendaciones". Así lo ha dicho este lunes Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, durante la rueda de prensa diaria que ofrece para informar sobre la evolución del coronavirus en España.

La OMS había solicitado reconocer como muerte por Covid-19 tanto los casos confirmados por prueba diagnóstica como los sospechosos sin test, según un nuevo documento publicado este domingo donde se pretende ayudar a los países a identificar a las personas que han fallecido por la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus. De aplicar esta nueva contabilidad, la cifra de fallecidos en nuestro país aumentaría considerablemente y quizás estaría en línea con las 44.000 muertes que contabiliza el Instituto Nacional de Estadística.

Sin embargo, y tal y como ha admitido el propio Simón, la petición de este organismo internacional no será tenida en cuenta por Sanidad. "Se trata de una recomendación; la OMS no es la que impone los sistemas de vigilancia en Europa, no es su misión", se ha limitado a decir el portavoz sanitario al ser preguntado por esta cuestión.

Hasta ahora, y según habían recordado hasta la saciedad Simón e Illa, el cómputo ministerial de los fallecidos respondía a los criterios marcados por la OMS y el ECDC.

"No es prioritario"

El epidemiólogo ya aclaró la semana pasada que, “pese a lo importante que son los datos de fallecidos desde el punto de vista social”, actualizar las cifras en este momento, y por tanto engordar los datos de decesos, no es “el objetivo prioritario”. Los esfuerzos ahora se centran, según explica Sanidad, en contabilizar los nuevos contagios, la cantidad de test PCR diarios que se realizan y el número de contactos de los infectados. 

"La OMS dice dos cosas: no incluir en el balance a aquellos infectados cuya muerte se explica completamente con otra enfermedad pese a estar contagiados; e incluir a aquellos casos sospechosos cuya muerte no se explica de otra manera que el coronavirus", ha asegurado este lunes Simón.

Así, cuando se identifique una enfermedad que pueda explicar el fallecimiento de un paciente por Covid-19 se tendrá que descartar como fallecido por el coronavirus. Pero si hay una muerte sospechosa en una persona que no tiene una enfermedad que explica el deceso, se tiene que calificar como muerte por Covid-19, pese a que no se le haya realizado una prueba diagnóstica.

Ajustar el recuento

Pese a obviar a corto plazo las recomendaciones de la OMS, Simón ha admitido que en algún momento Sanidad deberá "ajustar el recuento de fallecidos". "Esto nos pone en una situación en la que todos los países vamos a tener que hacer correcciones de los datos en un momento determinado para poder hacer comparaciones entre nosotros", ha apostillado.

"Con esta información de la OMS en la que valoran una nueva interpretación de algunos de los fallecidos tendremos que ver cómo lo ajustamos", ha añadido, al tiempo que ha considerado "fundamental" que todos los países tengan "la mayor coordinación posible a la hora de dar las informaciones". "Es cierto que en un momento u otro tendremos que dar todos unas series que sean comparables".

Pero a día de hoy, lo importante no son los fallecidos totales, ha subrayado, sino el seguimiento diario de la evolución de la pandemia. "Ahora mismo lo importante es mantener una cierta estabilidad en la información, porque si no vamos a volver a tener los mismos problemas que hemos tenido en los últimos días, no vamos a poder tener esas series que todos estamos deseando", ha señalado, en referencia al anunciado ajuste de cifra total de fallecidos una vez se tengan todas las fechas de defunción exactas.

Sin fallecidos

Asimismo, Fernando Simón ha informado de que Sanidad no ha notificado este lunes ningún fallecido más por coronavirus respecto al domingo, con lo que la cifra total se mantiene en 27.136 muertos, y los óbitos registrados en la última semana se reducen a 56. En cuanto a los contagios en las últimas 24 horas, bajan de 102 a 48, aunque se confirma un total de 241.717, 167 más que ayer.

Madrid es la comunidad autónoma que sigue más afectada por la pandemia: 31 de los 56 decesos producidos en los últimos 7 días corresponden a esta autonomía y en ese período se han notificado 717 nuevos contagios.