En la madrugada de este miércoles, instalaciones militares de Estados Unidos con base en (Anbar) Irak han sufrido el impacto de decenas de proyectiles balísticos. Irán ha reivindicado el ataque, en respuesta a la caída de su general Qasem Soleimani. Por el momento, todas las tropas españolas desplegadas en el país se encuentran a salvo.

Noticias relacionadas

La escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán tiene consecuencias impredecibles. "¡Tenemos el Ejército más poderoso y bien equipado en cualquier parte del mundo, con diferencia!", aseveró el presidente norteamericano Donald Trump en su cuenta de Twitter tras conocerse el ataque.

Es por ello que el Ministerio de Defensa español mantiene comunicación permanente con los militares desplegados en Irak. Recordemos que medio millar de efectivos está en el país en una misión de la Coalición Internacional contra Daesh para adiestrar y asesorar a las tropas locales en su lucha contra el terrorismo.

Fuentes del Departamento dirigido por Margarita Robles indican que "las bases que han sufrido los impactos no contaban con personal perteneciente al contingente español destacado en ellas".

Por tanto, "ningún miembro del contingente español ha sufrido daños como consecuencia de estos ataques". Según Defensa, los militares "están tranquilos".

El futuro de la misión

Como contó EL ESPAÑOL, un grupo de militares españoles ha sido evacuado recientemente de Bagdad hasta Kuwait; se trataba de efectivos integrados en una misión de la OTAN.

El resto de militares españoles se ha blindado frente a posibles ataques mientras el futuro de la misión permanece en el aire. Según el Ministerio de Defensa, se actuará en "coordinación" con instituciones y países aliados.

La propia ministra de Defensa manifestó su preocupación en la Pascua Militar del último 6 de enero. "Me resulta obviamente obligado hacer un especial recuerdo para nuestras tropas en Irak en estos complicados días, su seguridad es nuestro principal empeño".