El Ejército de Tierra español y la Gendarmería francesa se han enfrentado en un duro combate. Zaragoza ha sido el escenario de la batalla que se ha librado este sábado. Cada bando con su uniforme... y con un balón de rugby entre las manos. Un partido entre efectivos militares y policiales que sirve de pretexto para estrechar lazos entre dos naciones aliadas.

Noticias relacionadas

El partido se ha convertido en tradición. A los militares españoles que se enfundan el uniforme deportivo se les conoce con el sobrenombre de leones. La Federación Española de Rugby ha ido narrando a través de redes sociales un encuentro que ha terminado con la victoria de los franceses, por 14-53.

"Gran ambiente" destaca la Federación sobre un encuentro que tiene mucho más trasfondo que el resultado. Autoridades militares tanto de España como de Francia se han sentado en la grada y han reforzado las buenas relaciones bilaterales que hay entre ambos países en materia de Defensa y Seguridad.

Cabe recordar que España y Francia, además de compartir presencia en instituciones como la OTAN o la Unión Europea, han compartido despliegue en los últimos tiempos en varias misiones internacionales: desde Mali hasta República Centroafricana, pasando por el Mediterráneo o Irak.

Al acto también han asistido representantes de la Guardia Civil, dada su habitual interlocución con la Gendarmería francesa.