La Conferencia sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (COP25) tendrá lugar finalmente en Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre, ha anunciado la secretaria ejecutiva de la ONU para el Cambio Climático, Patricia Espinosa, que de esta forma ha aceptado la oferta planteada por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Noticias relacionadas

El Gobierno confirmó el jueves que Sánchez había ofrecido Madrid como sede de la cumbre que inicialmente iba a tener lugar en la capital de Chile y cuya celebración se había anulado por las últimas protestas. El presidente chileno, Sebastián Piñera, agradeció la "generosa oferta" y confió en que supusiese una solución a su "dolorosa" renuncia.

La ONU, que ya había abogado por resolver "cuanto antes" el posible traslado, ha confirmado el cambio este viernes. "Nos complace anunciar que la Mesa de la COP ha acordado que la COP25 tendrá lugar del 2 al 13 de diciembre en Madrid, España", ha afirmado Espinosa en un escueto comunicado.

Un mes para organizarla

Se mantienen por tanto las fechas en las cuales se iba a desarrollar este foro en Chile. Inicialmente, la celebración de la COP25 estaba prevista en Brasil, pero su presidente, Jair Bolsonaro, se opuso a acogerla por sus discrepancias con las políticas internacionales en materia de lucha contra el cambio climático.

Moncloa explicó en su nota del jueves que, "dado el breve plazo del que se dispone, la importancia de garantizar que la COP25 se celebre con normalidad y en coherencia con las prioridades de la política exterior de España", Sánchez "ha querido facilitar un espacio que permita a Chile y a la región Iberoamericana capitalizar su compromiso con el multilateralismo y el inmenso esfuerzo que ha venido realizando desde el inicio de la preparación de la cumbre, hace ahora diez meses".

"Un gran orgullo"

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha señalado que es un "gran orgullo" y responsabilidad" para España acoger la conferencia. Según Ribera, España asume con "humildad" y satisfacción el poder contribuir a un "gran esfuerzo global" como es la lucha contra el cambio climático.

"Es una tradición que debemos fortalecer en nuestra acción exterior, como España y como Unión Europea (UE). La acción constructiva de Naciones Unidades debe ser un multilateralismo que piense en la gente y no solamente en los grandes flujos de capital", ha apuntado.

Además, la ministra para la Transición Ecológica en funciones ha considerado que, debido a la relación y vínculo que une a España con América Latina, el Gobierno debe "respaldar" a Chile en el "momento complicado" que atraviesa, en el que debe ser "prioridad" ofrecer respuestas a las demandas de mayor igualad y de mejores servicios que la gente está pidiendo en las calles del país.