No habrá una retirada de la batería de misiles Patriot que España tiene desplegada en Turquía. El alto el fuego permanente firmado entre Ankara y Damasco sustenta la decisión del Ministerio de Defensa y de la OTAN, bajo cuyo paraguas se configura la misión en la frontera entre ambos países.

Noticias relacionadas

"Esa batería se tiene que mantener, es defensiva", ha señalado este jueves la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, tras la primera de las dos jornadas en las que se reúnen en Bruselas los titulares de esta cartera de la Alianza Atlántica. Recordemos que la propia ministra aseveró que esta presencia militar sería evaluada por la propia OTAN tras el avance militar turco sobre el norte de Siria.

Una vez firmado el alto el fuego permanente entre ambos países, la OTAN y el Ministerio de Defensa han confirmado su intención de prolongar la misión con la batería antiaérea de misiles: "El mantenimiento [del despliegue] permite que haya una mayor paz y protección a los refugiados sirios que están en Turquía", ha señalado Margarita Robles.

La titular de Defensa ha valorado de forma positiva el alto el fuego permanente: "Hemos pedido a Turquía que cese todo ataque sobre la población siria y que se retire de allí. Tiene que ser una retirada definitiva".

Según la ministra, el avance turco sobre Siria y el mantenimiento de la batería de misiles Patriot "son dos cuestiones diferentes": "No podemos aceptar un ataque contra la población en Siria; por otro lado, la batería es una misión exclusivamente defensiva para proteger a los civiles", ha insistido.

La misión española en Turquía al amparo de la OTAN tiene como fecha de caducidad el próximo 31 de diciembre. Se prevé, no obstante y tomando el ejemplo de otras ocasiones anteriores, que establezca una prórroga de seis meses más, susceptibles de ser ampliados de nuevo.