"Cataluña a juicio". Este es el título de un reportaje de la BBC sobre la inminente sentencia de 1-O en el que pone de relieve que si es condenatoria "los independentistas paralizarán España" así como la tensión social que se vive en varios puntos de Cataluña. 

Noticias relacionadas

El reportaje comienza con imágenes de las cargas policiales el 1 de octubre de 2017, lazos amarillos y esteladas colgando de los balcones. La periodista, Jean Mackenzie, se traslada hasta Girona, "el corazón de la lucha por la independencia", para explicar la situación en Cataluña. Para ello, cuenta con partidarios y detractores de la República así como con la mujer y el hijo del expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra. 

"Parece que estamos siendo jugados", dice una joven independentista, que cree que hay que "capitalizar" la realidad de que hay líderes políticos en prisión para forzar al Gobierno a que se siente en una mesa de diálogo. "Tomaremos las calles, nos organizaremos, nos movilizaremos haciendo una huelga general. Paralizaremos el país. Lo pararemos todo", afirma. 

"Gente ha sido despedida por sus ideas políticas"

En las antípodas ideológicas está Elsa, que lamenta la cantidad de símbolos a favor de la independencia que hay en Girona. Explica que su colocación en ciertos puntos de la ciudad no es en absoluto casual ya que "se ponen a cierta altura para que los no independentistas no puedan quitarlos por las noches". Denuncia, además, que aquellos que no son soberanistas son amenazados. "Entran en mi jardín, envenenan las plantas y defecan", apunta Elda, que enseña una fotografía de la fachada de su casa con la pintada de una estelada. Y va a más, ya que asegura que "conozco a gente que ha sido despedida por sus ideas políticas". 

La BBC entra además en el Palau de la Generalitat para entrevistar a Quim Torra, que deja claro que si los políticos presos son condenados "no aceptaremos la sentencia". Preguntado sobre cuál será la respuesta, el 'president' insiste en que "lo volveremos a hacer, volveremos a votar por la independencia" aunque evita dar pistas de cómo lo hará "porque las autoridades españolas quizá acaben de nuevo con nuestras instituciones". 

La reportera también entrevista a la pareja y al hijo de Jordi Sànchez, Susanna Barreda y Oriol Sànchez, que defienden que él no formaba parte del Govern cuando fue detenido y que es "un activista social" que "ejercía su derecho a protestar".