La polémica acompaña a la exposición artística del terrorista Jon Bienzobas -condenado a 266 años de prisión por varios asesinatos y delitos terroristas- en un espacio público del municipio vizcaíno de Galdácano. Planeada para los días comprendidos entre el 7 y 18 de octubre, exigen su suspensión inmediata: "Es una clara ofensa a las víctimas del terrorismo".

Noticias relacionadas

Así se ha dirigido la Fundación Villacisneros a la Delegación del Gobierno en el País Vasco; un escrito que critica la decisión del consistorio de Galdácano de ceder la Casa de Cultura para exponer los cuadros pintados por Jon Bienzobas.

El terrorista acumula varias sentencias en su contra; entre ellas, por los asesinatos del juez Francisco Tomás y Valiente o del trabajador Rafael San Sebastián Flechoso. Detenido en Francia en 1999 tras el robo de ocho toneladas de explosivos, ha sido juzgado por varios delitos y crímenes tanto en el país vecino como en España.

Íñigo Gómez, presidente de la Fundación Villacisneros, considera que "la cesión de cualquier espacio a un terrorista, máxime si es público como la casa de cultura de Galdácano, para que difunda su obra, del tipo que sea ésta, es una clara ofensa a las víctimas del terrorismo".

Por eso, desde la fundación se ha remitido un escrito a la Delegación del Gobierno exigiendo la suspensión de la exposición: "Sería bochornoso que estando a tiempo de impedir esta vergüenza no se hiciera nada para evitar que un terrorista expusiera sus pinturas en una casa de cultura pública. Bienzobas no es un artista, es solo un asesino en serie".

La institución remite al artículo 61 de la Ley 29/11, y dice que "el Estado asume la defensa de la dignidad de las víctimas del terrorismo debiendo impedir actos que, como el que ahora denunciamos, supongan una humillación de las víctimas del terrorismo: "Los Delegados del Gobierno deberán velar por el cumplimiento de esta obligación por parte de las Corporaciones Locales, estamos ante un caso de libro y esperamos por tanto que tome cartas en el asunto".

Además, el presidente de la Fundación Villacisneros considera que el alcalde de Galdácano y su partido, EH Bildu, "demuestran una vez más que no es un partido político democrático".