Es 25 de marzo de 2019. Miembros del tercio Don Juan de Austria 3º de la Legión realizan unas maniobras en Agost (Alicante) cuando se escucha un disparo en la dirección equivocada. Ha sido fortuito y ha tenido la mala trayectoria de impactar contra uno de los efectivos, el caballero legionario Alejandro Jiménez. Un error que, unido a otras circunstancias, terminaría por costarle la vida al militar.

Noticias relacionadas

Alejandro Jiménez Cruz tenía 22 años y había nacido en Palma de Mallorca. Apenas llevaba cuatro meses en el Ejército y estaba en su compromiso inicial. Aquellas maniobras, conocidas bajo el término de salida alfa, tenían por objetivo mejorar la capacidad de fuego y despliegue de los militares.

Las pesquisas para determinar qué ocurrió en aquel suceso recayeron en la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante y por el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, según señala la agencia EFE, que cita a fuentes del Tribunal Militar Central. Se investiga la posible comisión de un delito contra la eficacia del servicio con resultado de muerte del artículo 77 del Código Penal Militar.

Los hechos

¿Qué ocurrió aquel 25 de marzo? "Ha fallecido en Alicante como resultado de las heridas sufridas mientras realizaba ejercicios de adiestramiento en el Campo de Maniobras de Agost (Alicante)", detallaba por entonces un comunicado del Ejército de Tierra.

Según los investigadores del caso, parte de los militares que participaban en las maniobras no estaban equipados con un chaleco antibalas completo: "No disponían de la placa metálica correspondiente".

Alejandro Jiménez sí lo llevaba. Pero el impacto del fusil HK, de 5,56 milímetros, le alcanzó en una zona no protegida, en la axila, y le produjo heridas graves. Se trató de un disparo fortuito. Al presunto autor, no obstante, se le ha retirado el pasaporte y tiene la obligación de comparecer ante el juez cada 15 días.

Un disparo fortuito y una trayectoria que alcanza precisamente en el lugar en el que Alejandro Jiménez no estaba protegido. A esos elementos habría que sumar otra circunstancia: según las investigaciones, la ambulancia destinada a cubrir los ejercicios disponía de un conductor, pero no de personal sanitario cualificado.

Los investigados

Las pesquisas de la Guardia Civil están coordinadas por el Juzgado Togado Militar Territorial número 23 de Almería. Por ahora se ha investigado a 16 personas por la muerte del caballero legionario Alejandro Jiménez. Se trata de dos oficiales, un suboficial y personal de tropa.

La iglesia de San Alonso Rodríguez, en Marratxí (Mallorca) acogió el funeral por el militar fallecido. Defensa le distinguió con la medalla al mérito militar con distintivo amarillo por morir en acto de servicio.