El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch, se ha disculpado ante los pueblos indígenas mexicanos por "las matanzas y los agravios cometidos por los españoles" entre 1519 y 1521, cuando las tropas españolas colonizaron el territorio ahora conocido como México.

Noticias relacionadas

Ante varios representantes del Instituo Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y de su director de asuntos internacionales, Saúl Vicente Vázquez, Bosch ha manifestado que "la conquista y la colonización introdujeron una discriminación y una marginación" para los pobladores conquistados "que no es aceptable". Por este motivo, el dirigente catalán ha mostrado su apoyo al colectivo y ha asegurado que trabajará "codo con codo para recuperar toda la dignidad que nunca tendría que haberse perdido".

Vázquez ha agradecido el gesto de Bosch y se ha mostrado "honrado" por las disculpas. Además, y "en representación del Gobierno mexicano", el director de asuntos internacionales del INPI ha apoyado "la lucha por la autodeterminación" de Cataluña que defiende la Generalitat. "La autodeterminación de los pueblos es un elemento fundamental de la democracia en el mundo que se debe respetar", ha añadido Vázquez.

Sin embargo, Bosch solo ha hablado en nombre de la Generalitat de Cataluña y ha animado al Gobierno español "a que también participe de esta asunción de responsabilidades históricas" para lograr "una relación más sana entre pueblos, de igual a igual, sin síntomas de dominación, de discriminación o de supremacismo". En la misma línea se expresó Hugo Vilar Ortiz, coordinador general de derechos indígenas del INPI, quien indicó que espera "el mismo comportamiento del Estado español".

Bosch descarta ejercer de moderador

Para Vilar Ortiz, la colonización provocó "un aniquilamiento físico y dejó secuelas en la existencia de los pueblos". "Ya ha pasado el tiempo en que se creía que había pueblos superiores a otros y que se podían conceder el derecho de conquista, de vasallaje y de aniquilar otras identidades", ha aseverado.

Esta disculpa llega después de que el pasado mes de marzo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, exigió a Felipe VI y al papa Francisco que pidieran disculpas por los agravios cometidos durante la conquista española de México. El Gobierno español rechazó pedir disculpas, de ahí que el titular catalán de Exteriores haya negado una intermediación entre los líderes de España y México: "No somos intermediarios de ningún otro gobierno".

En la reunión mantenida entre el representante de la Generalitat y el INPI también se han acordado colaboraciones en los ámbitos de desarrollo e intercambio económico, protección de la lengua y la cultura propia y en la dignificación de todos los pueblos del mundo. "Vamos a trabajar con los pueblos originarios y con todos aquellos de México que quieran recuperar la dignidad que no se tendría que haber perdido nunca", ha anunciado Bosch.