La Mesa del Congreso ha suspendido a los diputados presos con los votos a favor de PSOE, PP y Cs. Tras el informe de los letrados entregado esta misma mañana, que avalaba la suspensión automática de los diputados presos por el 1-O, la Mesa ha anunciado su decisión. Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez han sido suspendidos en base a la Ley de Enjuiciamiento Criminal (art. 384 bis).

"La Mesa ha decidido que quedan automáticamente suspendidos en el ejercicio del cargo con efectos desde el día 21 de mayo de 2019", ha dicho Meritxell Batet en rueda de prensa. Batet ha explicado también que los dos representantes de Unidas Podemos han pedido más tiempo para estudiar con detenimiento el dictamen de los servicios jurídicos y han expresado su "desacuerdo" con la "premura" y "falta de tiempo" para adoptar la decisión. Esto significa que han votado en contra.

De esta forma, los diputados no podrán votar en la elección del presidente del Gobierno, alterando la mayoría absoluta de la Cámara Baja.

Meritxell Batet, elegida este mismo martes presidenta del Congreso, encargó el informe a los letrados el jueves tras una primera reunión de la Mesa de más de tres horas. Una medida considerada por PP y Ciudadanos como dilatoria, pues la socialista podría haber convocado esa primera reunión el mismo martes por la tarde. Más aún, Batet escribió al presidente del Tribunal Supremo para pedirle que le aclarase las dudas sobre la suspensión, en una forma velada de pedir que cargase con la decisión.