El Rey y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se han saludado este viernes dándose la mano en el almuerzo conmemorativo del centenario del Salón del Automóvil de Barcelona, en el recinto Montjuïc de Fira de Barcelona.

La entrada de Felipe VI al recinto se ha producido en dos momentos: primero el tradicional 'besamanos' y luego ha acudido a la foto de familia del evento, en la que estaban Torra, otras autoridades y representantes del salón y del sector de la automoción.

Torra no ha participado en la primera fase de la entrada de don Felipe sino que ha esperado a saludarse, de forma cordial, antes de la foto, y fuentes de la Generalitat consultadas por Europa Press han explicado que el presidente catalán nunca participa en estos 'besamanos'.

También han acudido al acto la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la consellera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Àngels Chacón; la portavoz del Govern, Meritxell Budó, y la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera.

Además, ha destacado la presencia del presidente del consejo de administración de Fira de Barcelona, Pau Relat; el presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle, y el director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga.

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, y el gerente del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, han representado los dos municipios en que está presente la Fira.

Pedro Sánchez, con Rubalcaba

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también tenía previsto acudir, pero se ha quedado en Madrid para seguir el estado de salud del exsecretario general del PSOE y exvicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, que finalmente ha fallecido en la tarde de este viernes.

Sánchez tenía previsto acudir a un mitin del PSC de Barcelona tras el acto, pero ha excusado de nuevo su asistencia por el mismo motivo.

Tras la foto de familia, el Rey y Torra con el resto de asistentes se han desplazado a una zona anexa en que se ha hecho el almuerzo y varios discursos, donde el monarca y el presidente han compartido mesa junto a responsables del salón, la ministra y también la delegada del Gobierno.