La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser que van a intentar gobernar en solitario: "Vamos a intentar un Gobierno en solitario porque creemos que como partido y como Gobierno la gente nos ha entendido muy bien".

Eso sí, el PSOE quiere un ejecutivo progresista porque "hay que respetar a todo el mundo, hablar con todo el mundo e intentar que la cultura de colaborar se abra paso en la política española".

De esta forma, Calvo apuesta por continuar con la fórmula que ha llevado a cabo su partido en estos 10 meses de Gobierno con sólo 84 diputados, mejor ahora que cuenta con 123. ""Hemos probado esta fórmula ya con muy buenos resultados", ha explicado. 

"Pensamos que tenemos un respaldo más que suficiente para ser el timón de este barco. Sabemos perfectamente que Unidas Podemos nos ha ayudado mucho y nos refuerza en sentido progresista. Pero pensamos que tenemos que seguir en esta línea", ha añadido Calvo.

La vicepresidenta ha insistido en que hay razones para intentarlo en solitario puesto que tenían que cortar a la derecha pero también no dejarse invadir por la izquierda. "Veníamos de decir que a la derecha no se la puede sostener con estas siglas centenarias, que somos el socialismo que gobierna para cambiar cosas y no podíamos dejar el espacio de la izquierda a quienes habían llegado a la política y me refiero a Unidas Podemos".

En su opinión, la política española ha cambiado y "es necesario encontrar cuatro años de tranquilidad, de sostener el crecimiento de la economía española y que la crisis social también vaya remitiendo".

"Quedan muchos días y Unidas Podemos también ha ido avanzando en comprensión", ha destacado Calvo, al ser preguntada si la fórmula con el partido de Pablo Iglesias será un gobierno de coalición. "Todos vamos haciendo camino y aprendiendo", ha matizado.

Ha considerado la vicepresidenta que "la ultraderecha se ha pegado un tiro en el pie porque ha desmontado la cultura de conciencia cívica y política".

Calvo ha explicado que la camiseta que vistió este domingo, tras conocer los resultados, en la que se podía leer "Sí, soy feminista", se la puso porque "las mujeres de este país son una parte brillante de la democracia española" y como una reivindicación de la igualdad.