Una veintena de miembros de la plataforma Desmilitaricemos la Educación han mostrado este miércoles su rechazo a la presencia del Ejército en el Salón de la Enseñanza, que se celebra en Barcelona, y se han intercambiado reproches con estudiantes a favor de las Fuerzas Armadas.

Los activistas han llegado al expositor del Ejército a las 11:00 horas con pancartas con lemas como 'Las armas no educan, las armas matan', 'No es formación, es reclutamiento' o 'Fuera el ejército del salón' y gritando consignas como 'Que la educación sea nuestro mejor arma' y 'En este salón hay un estand manchado de sangre'.

Por su parte, el coronel y delegado de Defensa en Cataluña, Luis Castuera, ha afirmado que "el Ejército solicita un puesto en el Salón como cualquier otra institución y se le otorga de la misma manera, orgánicamente. Hemos aumentado el espacio de nuestro estand debido al éxito de los años pasados y al gran número de afluencia de jóvenes que se interesan: el año pasado tuvimos más de 7.500 visitantes".

Los manifestantes han intentado acercarse al estand, pero los Mossos d'Esquadra se lo han impedido, y posteriormente han leído un manifiesto en el que afirmaban que defienden "una educación basada en el fomento de la cultura, la paz, el diálogo y el antimilitarismo".

También aseguraban que "el objetivo del Ejército en el Salón de la Enseñanza es reclutar soldados; no existe ningún componente pedagógico".

El coronel ha explicado a los medios que respetan la protesta de este grupo -"todo el mundo tiene derecho a expresarse"- pero ha recalcado que su presencia en el Salón es "importante para estar cerca de los jóvenes y mostrarles su oferta", y que esperan "estar muchos más años".

"Sin Ejército no hay Estado"

El portavoz de la campaña para desmilitarizar los espacios educativos de la presencia del Ejército, Jordi Muñoz, ha denunciado la "complicidad de las instituciones (la Fira, el Ayuntamiento de Barcelona y el Parlament) al permitir la presencia del Ejército en el Salón en contra de la moción aprobada por el Parlament en 2016 para eliminar la presencia de las Fuerzas Armadas en los espacios educativos".

Los activistas han marchado por el Salón, y a su encuentro varios estudiantes les han increpado al grito de 'Viva España' y 'Sin Ejército no hay Estado'.

En la inauguración del Salón de la Enseñanza, el conseller de Educación, Josep Bargalló, ha asegurado que la presencia del Ejército es "non grata" para su departamento, pues "si fuera por nosotros, las Fuerzas Armadas no tendrían estand", y, pese a saludar a diferentes expositores, no ha visitado el del Ejército.

La campaña "Desmilitaricemos la educación" la llevan a cabo más de 100 asociaciones educativas, sindicatos de estudiantes y de profesores, entre otros, que también han denunciado la presencia de "agentes armados en espacios educativos, así como de Mossos con armas en su estand en el Salón".