Pablo Casado ha desplegado sus propuestas más sociales en Valencia a la vez que acusó a Pedro Sánchez de tener miedo a un cara a cara con él, antes de las elecciones generales del próximo 28 de abril. 

"Sánchez no quiere un cara a cara con el líder de la oposición. Pasará a la historia como el único expresidente que no aceptó un debate con el líder de la oposición. ¿A qué le tiene miedo?", preguntó Casado durante el acto.

El líder del PP, señaló que Sánchez "no puede ocultar que lo que quiere es avalar el gobierno con independentistas, batasunos y comunistas" y que no quiere poner de manifiesto "que no va a contestar si va a indultar a los golpistas o pactar de nuevo con los independentistas".

Pablo Casado hizo un discurso muy centrado en las propuestas sociales de su partido, sobre todo en lo que respeta a la caída de la natalidad en España. Volviendo a recordar que pondrá "todos los recursos al servicio de la vida". Casado ha señalado que el "PP no quiere meterse en la vida de las mujeres", sino que quiere que "las mujeres que quieran ser madres sepan que tendrán las instituciones del PP a su lado". 

Casado ha recalcado que cada año hay 400.000 embarazos donde se decide ser padres y 100.000 más que optan por la interrupción voluntaria, y ha asegurado que, sin juicios de valor, en estos casos se ofrecerá toda la información y apoyo de las instituciones para que las mujeres decidan pero no condicionadas por la falta de recursos, las presiones de su pareja o padres o, "en definitiva, por sentirse solas".

En ese sentido, el líder del PP desplegó sus propuestas para favorecer la natalidad en España. "Las cifras son tozudas, nacen en España 400.000 niños menos que en 1975", ha sentenciado. 

Casado ha continuado diciendo que el 80% de los españoles de 20 a 29 años "quieren ser padres y no pueden" porque no pueden abandonar la casa de sus padres ni tienen un empleo, después de un periodo de gobierno con José Luis Rodríguez Zapatero en el que paro "se cebó con las mujeres y los jóvenes".

Por todo ello, el PP plantea políticas especialmente para la creación de empleo, para bajar la fiscalidad, impulsar la Educación de 0-3 años con desgravaciones, la conciliación mediante el teletrabajo y ayudas a la adopción. "Medidas multidisciplinarias, una línea de actuación en positivo, que quiere apostar por la natalidad", ha defendido.

Del mismo modo, ha defendido dar una mayor "visibilidad" a los mayores, a los enfermos y a los discapacitados en sus demandas, colectivos que necesitan "más oportunidades".