Tres de la madrugada en el Centro de Adiestramiento que la misión de la Unión Europea tiene en la localidad de Koulikoro (Mali). Dos vehículos tipo pick-up se aproximan hasta el recinto, en el que está desplegado el grueso del contingente español en el país. Los ocupantes de uno de ellos se bajan y comienzan a disparar desde una de las puertas de acceso secundarias. Es el punto de partida de un ataque que se prolongará durante una hora y que tendrá una destacada intervención de los efectivos del Ejército español.

"Es la primera vez desde que comenzara la misión EUTM-Mali en 2013 que el Centro de Adiestramiento de Koulikoro (KTC) sufre cualquier tipo de agresión y también es la primera vez que se registran ataques de estas características en la zona central de la región", señala el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) a través de un comunicado.

El tiroteo dio paso a una escena todavía más compleja: los dos vehículos se dirigieron al acceso español. A bordo, una cantidad significativa de explosivos. Los militares españoles que estaban de guardia, a bordo de un vehículo Lince, comenzaron a disparar con su ametralladora 12,70 sobre la pick up. La acción española está apoyada por los soldados malienses.

La acción de defensa propició que el conductor del primero vehículo hiciese estallar su chaleco explosivo. El segundo, al apreciar que no podría avanzar ante la resistencia de dentro de la base, también hizo detonar su carga explosiva.

"Gracias a la rápida actuación de los componentes de la Fuerza de Protección española –pertenecientes a la brigada Galicia VII– y la coordinación con los militares malienses no hay que lamentar ninguna víctima mortal y se evitó que el número de heridos fuera mayor, con tan solo un balance de dos soldados heridos malienses, que fueron atendidos por los servicios médicos de la base", prosigue el EMAD.

Tras el episodio se activó una investigación en la zona de los hechos para determinar el motivo del ataque, si bien fuentes militares consultadas por EL ESPAÑOL apuntan a que la causa yihadista es la más probable. Según el EMAD, "los militares desplegados trabajan para reparar los daños y recuperar la normalidad cuanto antes". Cabe recordar que la misión española está encuadrada dentro de la misión de la Unión Europea EUTM-Mali, de asesoramiento y adiestramiento a las tropas locales.

"Como muestra de solidaridad y de los compromisos adquiridos con la comunidad internacional, España participa en la misión de la Unión Europea EUTM Malí, con la que comparte los mismos valores que inspiran nuestra Constitución -prosigue el EMAD-. Esta participación contribuye a la estabilidad internacional y a nuestra seguridad y defensa nacional, fundamento sobre el que se asienta el progreso, el desarrollo de nuestra sociedad, así como los principios que la rigen".