La soldado que denunció acoso sexual de su superior en el Ejército del Aire se reincorporará a las Fuerzas Armadas. El Ministerio de Defensa ha dejado sin efecto su suspensión por "insuficiencia de condiciones psicológicas, ajenas a acto de servicio".

"El subsecretario de Defensa ha acordado dejar sin efecto la suspensión de una soldado del Ejército del Aire mientras dure la tramitación del presente recurso de reposición presentado por ella contra la resolución con fecha 17 de diciembre de 2018 en la que se declaraba su 'insuficiencia de condiciones psicológicas, ajenas a acto de servicio'", ha señalado el Ministerio de Defensa a través de un comunicado.

Según detalla el Ministerio, la decisión supone el reingreso de la soldado en las Fuerzas Armadas hasta que haya una resolución en firme sobre su caso. La decisión se adopta para no "causar perjuicios de difícil reparación a la interesada, dado que supondría su baja en la Fuerzas Armadas por resolución de compromisos".

La soldado había denunciado acoso reiterado de su superior en la Escuela Paracaidista de Alcantarilla (Murcia). Llegó a tomar una fotografía de su jefe con el miembro al descubierto; según dijo, masturbándose frente a ella. 

"En su recurso, la soldado, mostraba su 'disconformidad con la resolución recurrida al considerar que debería declararse su inutilidad física como acaecida en acto de servicio toda vez que, según considera, ésta deviene de la situación de acoso que ha sufrido en su Unidad, situación que motivó que interpusiera la correspondiente denuncia', la cual dio origen al sumario que está aún pendiente en vía oral", apunta Defensa.

Asimismo, Defensa también ha acordado pedir el dictamen de la Junta Médico Pericial Superior “a fin de que se pronuncie sobre el origen de su patología, así como el grado global de limitación que le corresponde”, en el caso de que, en su día, quede sin efecto la resolución dictada.