Los sindicatos de las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña han vuelto a exigir este sábado al Gobierno que actúe ante la situación cada vez más compleja que atraviesan. Los trabajadores han protagonizado una marcha a pie desde la factoría hasta el ayuntamiento avilesino donde han llevado a cabo una sonora protesta.

Noticias relacionadas

A los cerca de 500 participantes que partían a las once de la mañana de la factoría se han ido uniendo acompañantes hasta llegar al millar de personas a la entrada de la plaza del ayuntamiento de Avilés donde fueron recibido entre aplausos por el cerca de millar de ciudadanos y representantes políticos que les esperaban.

Allí, al igual que por el camino, los participantes han coreado gritos en contra de la, a su juicio inacción del Gobierno central y también en contra de los directivos de la empresa. En este sentido el presidente del comité de empresa de Alcoa en Avilés, José Manuel Gómez de la Uz, ha querido dejar bien claro que "después del martes hay un miércoles" y que van a seguir en la misma posición de pedir el mantenimiento de la fábrica "entera no a cachos sin ceder ni un ápice".

De la Uz ha vuelto a criticar la actitud del Gobierno que a su juicio "está distante" por eso le ha reclamado al Ejecutivo que se involucre "pero de verdad". Su homólogo en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, ha señalado que la solución "ahora mismo pasa por el Gobierno" porque la empresa ya ha dicho su última palabra. "No hace falta que intervenga nada, simplemente que gestione, el Gobierno debe gestionar", ha indicado.

Por su parte, el secretario general de UGT-FICA de Asturias, Jenaro Martínez, ha lamentado que Alcoa "vuelva a tomar a todos el pelo con la propuesta que ha puesto sobre la mesa", una propuesta que ha insistido es "intolerable", por lo que ha indicado que ahora "urge que el Gobierno redoble la presión para buscar una solución garantista al futuro del conjunto de trabajadores de Alcoa", sin descartar en esa solución una intervención por parte del Estado.

En es misma línea el secretario general de CCOO de Industria, Damián Manzano, ha recordado que "una vez más miles de personas exigen al gobierno que ponga toda la carne sobre el asador porque Alcoa se está riendo del Gobierno y de toda España". Así, ha indicado que desde CCOO se echa en falta a Pedro Sánchez que desde hace tres meses no da la cara en defensa de los trabajadores de Alcoa.

También desde la Federación de Industria de USO, Juanjo Estrada, ha pedido que los políticos del Principado y de España "se levanten del asiento y hagan por fin propuestas sólidas". Así ha insistido en que Alcoa tiene futuro y así lo seguirán defendiendo hasta el día 15 y después de ese día. Este domingo la protesta volverá a repetirse, en este caso en la factoría de A Coruña, a la que está previsto que acudan numerosos trabajadores de la compañía en Asturias.

Maroto, optimista

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Marto, ha comprometido el "trabajo claro" del Gobierno por la reindustrialización del país y por la "búsqueda de soluciones" para las plantas de Isowat Made en Medina del Campo (Valladolid) y de Alcoa en Avilés (Asturias) y A Coruña.

Así lo ha señalado durante su visita a la carpa que la Dirección General de Tráfico tiene instalada en la XXXVI edición de la Concentración Motorista Invernal Internacional 'Pingüinos' que se celebra desde el jueves en Valladolid.

Sobre la factoría de Made en Medina del campo, Maroto ha recordado que se encuentra en periodo de liquidación y que desde el departamento mantienen conversaciones con los inversores para que hagan "ofertas", si bien ha reconocido la "dificultad" que existe a la hora de encontrar una solución ya que la valoración de la planta por parte de los acreedores es "muy alta", lo que "desanima" a los inversores.

En cuanto a Alcoa, se ha mostrado optimista después de que la empresa haya decidido "desbloquear" la situación y "sentarse a negociar". "Hemos abierto una nueva línea de negociación con la empresa, trabajando día a día de forma discreta y ahora esperamos que esta línea nos lleve a una solución, aunque necesitamos la colaboración de todas las partes", ha continuado.

Maroto ha insistido en que el compromiso del Gobierno con la reindustrialización es "claro", como demuestra las "crisis resueltas" de Vestas en y Cemex, por lo que ha vuelto a comprometer el "trabajo" del Ministerio por ir buscando una solución a estos dos casos.