La Policía Nacional ha desarticulado en Almería una organización mafiosa dedicada al tráfico de personas y de drogas, en un operativo que se ha saldado con la detención de ocho personas. Su principal actividad se centraba en la introducción de inmigrantes en patera en las costas de Andalucía. Cobraban unos 2.000 euros a cada uno y habrían contribuido a la entrada de 500 personas.

Noticias relacionadas

Las investigaciones arrancaron en 2018 tras analizar los movimientos en las costas de Cádiz y Almería. La entrada de inmigrantes, normalmente de origen magrebí, condujo hasta la red mafiosa, encargada de la captación de los inmigrantes, del cobro del viaje y de la gestión del mismo, incluyendo la obtención de embarcaciones y pilotos. Una vez llegados a las costas de Almería y Cádiz, los inmigrantes eran recogidos en camiones alquilados y trasladados hasta domicilios clandestinos.

La tarifa que se cobraba a cada inmigrante bailaba entre los 1.800 y los 2.000 euros. Cada trayecto con una patera fletada les suponía un ingreso de 25.000 euros.

Narcotráfico

Pero los agentes también investigan si los trayectos eran aprovechados para la introducción de grandes cantidades de droga: en el operativo han sido intervenidas 101 bellotas de hachís de unos 1.000 gramos y dos piezas de hachís de 84,86 gramos. También 1.150 euros en efectivo junto a diversa documentación, varios terminales móviles y dispositivos de almacenamiento masivo de información.

Tras el operativo policial desarrollado en el Ejido (Almería) han sido detenidas ocho personas, entre ellas los cuatro máximos responsables de la organización en España, como presuntos autores de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y contra la salud pública ingresando tres de ellos en prisión preventiva.