El barco Astral, de la ONG Proactiva Open Arms, regresa ya a Badalona (Barcelona) tras entregar medicamentos, mantas y comida a los más de 300 migrantes a bordo del Open Arms que fueron rescatados en aguas del Mediterráneo central el pasado viernes 21 de diciembre.

En su perfil de Twitter, el presidente de la ONG, Oscar Camps, ha anunciado que el Astral "vuelve a casa después de cumplir con su misión esta Navidad". "Gracias enormes a todo el equipo de tierra y de mar que, ante la negativa de Malta de aprovisionar al Open Arms, se ha volcado para que Astral haya podido entregar medicamentos, mantas y comida", ha señalado.

El barco Open Arms se dirige a Algeciras (Cádiz), donde tiene previsto llegar el próximo viernes 28 de diciembre, tras cinco días de travesía, con más de 300 personas a bordo. El buque, de bandera española, contactó con los países más cercanos para poder desembarcar a los migrantes, pero Italia, Francia y Túnez no respondieron y Malta negó a su desembarco.

"Seguiremos operando como hasta ahora"

El rescate se produjo el viernes a solo 24 horas de su llegada al Mediterráneo al observar dos barcas de goma en peligro de naufragio con más de 200 personas a bordo, entre ellos niños, bebés y mujeres embarazas. Los primeros rescatados notificaron que había otra barca más a la deriva, por lo que el Open Arms comenzó a rastrear la zona. Seis horas después informaba del rescate de una tercera embarcación.

A finales del noviembre, la ONG anunció que volvía al corredor entre Libia e Italia, el más mortífero del mundo, para proseguir con las tareas de rescate de personas migrantes ante la "inacción deliberada" de la Unión Europea en esta crisis migratoria y a pesar del riesgo de que de Malta o Italia les impida desembarcar en puertos seguros.

"Seguiremos operando como hasta ahora, respetando el derecho internacional y navegando en aguas internacionales, como hemos venido haciendo siempre, y veremos qué pasa cuando rescatemos", dijo Camps durante la rueda de prensa en la que anunció la vuelta de Open Arms a esta zona del Mediterráneo y tras quedar inoperativo el convenio firmado con el Ministerio de Fomento para colaborar con Salvamento Marítimo en los rescates en el Estrecho de Gibraltar.