El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) ha solicitado por carta a la rectora de la Universidad del País Vasco (UPV), Nekane Balluerka, que cierre las salas en las que los estudiantes de ideología radical podrían guardar "material propio de la kale borroka". La semana pasada se conoció que un alumno había recibido una paliza de una quincena de encapuchados por defender la unidad de España.

Noticias relacionadas

"Desde Covite hemos podido comprobar que estos grupos disponen de ikasle gelas (salas de estudio) para reunirse y en las que incluso han guardado cohetes, bengalas, pancartas y otros materiales propios de la kale borroka. La universidad que usted dirige tiene conocimiento de esto por lo menos desde el 16 de marzo del año pasado, día en el que la Ertzaintza accedió a una ikasle gela y decomisó materiales de este tipo", ha señalado el colectivo a través de su misiva.

Covite pide por tanto a Nekane Balluerka que "clausure estas ikasle gelas controladas por grupos afines a la izquierda abertzale con presencia en la UPV/EHU". También exige que se retiren las "pancartas y pintadas" en las que se pide libertad para los presos de ETA y pregunta por qué se permite la celebración de unas jornadas "amparadas por las Gestoras pro Amnistía de los presos de ETA y el colectivo de presos Etxerat".

Desde el colectivo de víctimas se habla de "humillación" y "peligro para las nuevas generaciones": "¿Tanto les cuesta empatizar con las víctimas del terrorismo y tan poco con los asesinos?". Y piden "más presencia" de la Ertzaintza y "de forma más continuada" en el campus de Vitoria, donde se produjo la agresión al joven constitucionalista.