"Esta mañana me ha dado un susto corriendo un perro, así que imaginaos el día que llevo". Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, no es político. Se nota en cómo se expresa, en lo nervioso que se puso este jueves en su rueda de prensa para explicar su patrimonio y sociedades y hasta en las expresiones que utiliza. Hasta ahora era un plus. ¡Un astronauta en el Gobierno! Para algunos es su mejor arma. Para otros, un déficit para la política actual. 

Noticias relacionadas

Duque comenzó su comparecencia, en una enorme y adusta sala de su departamento, visiblemente nervioso y sin un guión muy claro de lo que quería decir. Los periodistas dudaban de si estaban ante un ministro poco convencional y cercano o si sencillamente no tenía muy claro lo que quería comunicar. 

Salía a explicar que la sociedad a través de la cual gestionó dos de sus casas es legal, paga impuestos y no le ha supuesto un ahorro ante Hacienda, en contra de lo que había informado a primera hora de la mañana OK Diario, tratando el asunto como un gran escándalo. 

El ministro explicó que actuó siguiendo los consejos de otros. "Me parece que fue el notario o alguien", explicó. En algún momento, se confesó resignadamente. "Tampoco fue tan buen consejo porque nos costó un montón de dinero crear la sociedad esta", dijo con cara de circunstancias. 

Si a mamá le pasaba algo en Turkmenistán o a papá le explotaba el cohete, a lo mejor teniendo la sociedad tendríamos menos problemas

¿Por qué gestionó las dos casas que tiene con su esposa, una en Madrid y otra en Jávea (Alicante), a través de esa sociedad? La respuesta tampoco es convencional. "Pensamos un poco sin pensarlo o sin querer pensarlo que si a mamá le pasaba algo en Turkmenistán o a papá le explotaba el cohete, a lo mejor teniendo la sociedad tendríamos menos problemas", según él. 

Parte de la gestión se la encargaron "a unos amigos del pueblo". Eran otros tiempos. "En su momento, el Gobierno estaba promocionando esto, era la burbuja y nos pareció que los asesores nos decían que era lo que tenía que hacer" explicó. "Ahora ya no haríamos lo mismo", según él.

"Es así, se expresa siempre así hablando de cualquier cosa", explican desde su equipo. "No es político y ve todo esto con mucha extrañeza", según uno de sus asesores. 

Hay quien en el PSOE está convencido de que no le compensa. "Cobrando lo que cobraría, bajar a este lodazal, con este escrutinio, no debe de ser fácil. ¡Y sin haber hecho nada ilegal!"

Algunos de los miembros de su equipo hacían comentarios mientras preguntaban los periodistas o soltaban un "¡claro!" o "¡es que ya lo ha explicado!". Y cuando Duque acabó, habiendo explicado que cuenta con el respaldo del presidente y que se va a Bruselas a un Consejo de Ministros de la UE, su equipo empezó a aplaudir.