"La gente rica no paga el IRPF, eso lo tengo claro, porque tienen las sicav, el impuesto de patrimonio, el impuesto de sociedades...". Con esas palabras, el presidente del Gobierno expresó su descontento con lo que las rentas más altas contribuyen a la financiación de los servicios públicos y la administración. 

Noticias relacionadas

En una entrevista en el programa El Objetivo, de la Sexta, el presidente del Gobierno ha asegurado que, a pesar de ello, el Gobierno subirá el IRPF a los que ganen más de 140.000 euros. 

"Hemos planteado con Unidos Podemos subir el IRPF a las rentas más altas. Pero lo que está claro es que a la clase media no podemos subirle los impuestos", ha dicho. Según ha asegurado, se trata de una cuestión "fundamental" para Pablo Iglesias.

Subida de otros impuestos 

Preguntado por el impuesto a las tecnológicas o al diesel, Sánchez no ha podido dar una estimación de cuánto recaudarán, remitiendo a la periodista a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para obtener más datos.

Tampoco se ha comprometido con la derogación de la reforma laboral del PP ya que, según él, si la presentase junto a Unidos Podemos, no saldría adelante por no contar con los votos necesarios 

"Insisto. Yo tengo 84 diputados. Lo que puedo hacer es lo que estoy haciendo", ha dicho. 

Previsiones de crecimiento y déficit

El presidente también ha asegurado que mantendrá las previsiones de crecimiento del anterior Gobierno, pero que se atendrá a los objetivos de déficit pactados con Bruselas ya bajo Ejecutivo socialista.

La manga ancha concedida por la Comisión es vital para que Sánchez pueda desarrollar sus prioridades políticas, pero se topa con el veto del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta. Por ese motivo, Sánchez ha confiado en poder reformar la ley para que decida sólo el Congreso, donde sí le salen los números.