Las bases del PP viven con una profunda depresión el enfrentamiento entre el Govern y el Estado. El mensaje del rey supuso un "chute de adrenalina" para todos los estamentos del partido que piden a gritos la intervención inmediata del Gobierno en Cataluña e intentar sofocar la tensión que se vive en las calles.

El avance imparable de los independentistas para consumar su desafío ha provocado que las bases y cientos de cargos medios del partido se revuelvan en sus sedes. Se sienten "abandonados", "desmoralizados" y "muy tristes" porque consideran que el Gobierno "no ha estado a la altura" de los acontecimientos.

El Partido Popular de Cataluña ha hecho un llamamiento a la movilización "masiva" de los catalanes no independentistas en Barcelona el domingo para salir a la calle "en defensa de la democracia y la libertad". La entidad Sociedtat Civil Catalana ha convocado una concentración para el 8 de octubre en la plaza Urquinaona de Barcelona bajo el lema Prou! Recumperem el seny (Basta! Recuperemos la sensatez).

De momento, nadie en Génova adelanta si algún dirigente nacional arropará a los ciudadanos que se manifiesten a favor de que Cataluña siga perteneciendo a España. Acompañado de varios diputados populares, Albiol consideró que para "defender el gran proyecto de España" el PPC cree "del todo necesario una implicación y movilización por parte de la sociedad catalana" no independentista.

La sensación que cada vez cala más en las entrañas del Partido Popular es que el presidente debería haber actuado ya. Los militantes conservadores que sienten suyos los colores de la bandera de España están "exaltados", "enervados" y "muy nerviosos", según coinciden fuentes del partido en distintas autonomías.

Los presidentes provinciales son los encargados de intentar sofocar el incendio
el PP vive en una profunda depresión pero aguantan "por disciplina". Uno de ellos reconoce que está siendo "muy difícil mantener la calma" sin una acción del Gobierno en marcha. "Solo pedimos que lo que tengan que hacer lo hagan ya y no esperen a que declaren la independencia".

Asumida ya la derrota comunicación y en imagen, los militantes necesitan "ver cómo actúa" el Gobierno para frenar la independencia. "Es insostenible. No llegamos al lunes si antes no han hecho nada", resume otro alto intermedio del partido una importante región. El Gobierno ya ha perdido el control de Cataluña y Rajoy está a punto de perder el control de su partido si no sofoca rápido y de forma contundente el incendio catalán.