Marta Espartero Íñigo Zulet

Hasta este martes, Juana Rivas era la mujer más buscada de España. La madre de Maracena reapareció voluntariamente en los juzgados de Granada tras 27 días huida con sus dos hijos. Sólo eran veinticuatro horas más tarde de su segundo plantón a la Justicia. Pese a ello, el juez del Juzgado de Instrucción número 9 nazarí, en turno de guardia, ha decretado libertado provisional sin cargos para Rivas. 

Noticias relacionadas

Tras una larga declaración, en la que la granadina sólo contestó a las preguntas de su defensa, el magistrado consideró que la gravedad de la pena del presunto delito que Juana hubiera podido cometer no justificaba la medida excepcional de prisión provisional, como solicitaba la Fiscalía. "El arraigo social no hace suponer riesgo de fuga", explican fuentes judiciales, y la "alarma social" nunca justificaría una medida "tan grave" como es la prisión provisional.

"No me voy a la cárcel, me voy a mi casa con mis niños y vamos a seguir peleando", expresó Rivas a su salida de las dependencias judicialesPero sigue teniendo que entregar a sus hijos y no está dispuesta. Lo acordado por el juez es una resolución independiente a la orden que pesa sobre Juana para restituir a los menores, una medida civil dictada por un juzgado el pasado mes de diciembre.

Dos procesos, dos juzgados

Actualmente la Fiscalía italiana investiga la denuncia de Juana Rivas a su expareja y padre de sus hijos, Francesco Arcuri, por violencia de género, interpuesta en Granada en julio de 2016 y aún sin resolver. Arcuri, por su parte, ya había sido condenado por un delito de lesiones en el ámbito familiar en 2009 tras "golpear repetidamente" a la madre por llegar tarde a casa. Tras la agresión, Juana llegó a requerir asistencia médica, según la denuncia.

El embrollo judicial del caso Rivas se bifurcó en dos caminos judiciales desde el pasado mes de julioEn el ámbito civil se enmarca la orden de restitución de sus dos hijos, de 3 y 11 años, a su padre, ratificada hasta en dos ocasiones por la Audiencia Provincial de Granada, explican fuentes autorizadas a EL ESPAÑOL. Es en este punto en el que Juana saltó a los medios de comunicación para invocar la paralización del proceso y fue aquí cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se solidarizaron con ella. Tras no ser amparada en dos ocasiones por el Tribunal Constitucional, Rivas anunció que recurriría al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo (Francia).

Sin embargo, todas las decisiones judiciales que han sufrido novedades este martes con la comparecencia de Juana están en el ámbito penal. Este litigio lo inició el padre tras denunciar hace tres semanas a su expareja por sustracción y retención de menores, una querella que asumió el Juzgado de Instrucción número 2 de Granada y que sigue investigándose.  

La entrega de los menores sigue vigente

Por su parte, y en lo que respecta al plano civil del caso, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) recuerda que la entrega de los menores sigue vigente, según sentenció el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, que el pasado diciembre obligaba a la "restitución inmediata" a Italia, donde vive el padre. 

Ahora, Juana está siendo investigada por un presunto delito de desobediencia a la autoridad judicial y sustracción de menores por el Juzgado de Instrucción número 2, tras haberse inhibido a su favor el magistrado de guardia. Lo que ha ganado entregándose este martes es dejar atrás la orden de busca y captura que pesaba sobre ella desde el 8 de agosto.

"Lo vamos a conseguir, vamos a luchar, no quiero ser una prófuga. Hoy he venido a explicar mi situación, pedir ayuda y que alguien me escuchara", contaba la madre, que espera que un equipo "preparado" pueda escuchar a su hijo mayor para que este relate el "terror" que habría sufrido por el supuesto maltrato de su expareja. Una tesis con la que coincide el Consejo Independiente de Protección de la Infancia (CIPI), que ha pedido a los jueces competentes que el niño sea escuchado. "El derecho corresponde a todo niño con juicio propio. De ahí que la escucha haya de tener lugar siempre, salvo renuncia del menor o constatación, motivada y evaluada en cada caso, de falta de juicio propio".

La Fiscalía estudia recurrir la decisión del juez

La Fiscalía de Granada estudia si recurrirá la decisión del juez de guardia de dejar en libertad provisional comunicada y sin fianza a Juana Rivas, la madre que permaneció 27 días en paradero desconocido tras no cumplir la orden de devolver sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito doméstico, la cual podría volver a ser citada en sede judicial junto con el progenitor, Francesco Arcuri, residente en Italia.

El auto del Juzgado de Instrucción número 9 de Granada, en funciones de guardia este pasado martes, cuando Juana Rivas compareció ante la autoridad judicial tras ser detenida por la Policía Nacional, señala que ante el mismo cabe recurso de reforma en el plazo de tres días o de apelación ante la Audiencia Provincial de Granada.