Una cadena humana logró salvar el pasado miércoles a cuatro imprudentes bañistas que se metieron en el agua mientras ondeaba la bandera amarilla en  en la playa de las Amoladeras La Manga, Murcia.

Las cuatro personas que no podían salir del mar por el fuerte oleaje, fueron rescatadas por una ingeniosa maniobra en la que participaron decenas de turistas. Ocurrió en la playa de las Amoladeras, en La Manga.

Había bandera amarilla y  pese a la advertencia, se metieron al agua. Una imprudencia que les pudo costar muy cara. Las fuertes corrientes dificultaron la labor de los socorristas, de ahí que necesitaran la ayuda de los bañistas para formar una cadena.