El presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, ofreció un desayuno informativo escoltado por Mariano Rajoy en Madrid un día antes del día grande de su región y envió un mensaje claro y rotundo a su rival política. A su juicio, es "claramente incompatible" que Susana Díaz alterne la presidencia de Andalucía con la Secretaría General del PSOE. "Hablamos de una comunidad con 1,1 millones de parados, con graves problemas de gestión. Y eso lo tiene que compatibilizar con un partido político que no pasa por su mejor momento".
La plana mayor del PP arropó al andaluz en su debut madrileño, aunque no pasó desapercibida una notable ausencia: la de María Dolores de Cospedal, la secretaria general de su partido que precisamente compaginó esa función con la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha hasta 2015, un cargo que está dispuesta a recuperar reteniendo la presidencia del partido en su región.  
Moreno aseguró que, si finalmente Susana Díaz da el paso al frente y se presenta a las primarias del partido socialista, no pediría adelantar las elecciones en su comunidad autónoma. "Lo que menos le hace falta al país es inestabilidad política. Tenemos que garantizar estabilidad. Creo que las legislaturas están para cumplirlas y la nuestra cumple en marzo de 2019".
El ponente criticó el doble rasero que, a su juicio, tiene Ciudadanos con PP y PSOE. "Creo que tiene puño de acero con el PP y guante de seda con el PSOE". Moreno lamentó que el partido de Rivera, que tiene la llave de gobierno en Andalucía, "no haya impulsado grandes reformas. Tengo una pequeña decepción con Cs. Creo que esa presión que podían haber ejercido no lo han hecho".
Sobre la limitación de mandatos, una ley que Albert Rivera quiere imponer a nivel nacional para que Mariano Rajoy no se perpetúe en el cargo, Juanma Moreno se muestra alineado con la tesis de su jefe. "a Hay que hablalas, dialogarlas, buscar el sentido común a la hora de trasladarlo. No es fácil encontrar un buen gobernante, y cuando se tiene un buen gobernante, perderlo por una ley podemos generar un problema al conjunto de la sociedad". El presidente del PP andaluz apuesta por el "sentido común. Cuando un presidente lo está haciendo bien y en un momento en el que es necesario su experiencia, no lo limitemos".