El cazador que ha matado este sábado a dos agentes rurales ha cometido "un acto criminal" al reaccionar de forma violenta después de que estos le requirieran el permiso de armas, que no tenía vigente para la escopeta que usaba, según ha informado el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané.

Jané y la consellera de Agricultura, Meritxell Serret, han comparecido ante los medios en Lleida después de que esta mañana un cazador de 28 años que se encontraba en un coto de caza de la localidad leridana de Aspa haya matado a los dos agentes, de 43 y 39 años, y se haya autoinculpado después en una llamada a los Mossos.

El conseller de Interior ha precisado que el cazador no tenía el permiso vigente de tipo E, que le autorizaría a usar la escopeta Benelli de calibre 12 con la que ha matado a los dos agentes, aunque sí tenía autorización para usar armas de tipo D, como un rifle.

Según ha explicado Jané, "estamos en un supuesto en que unos agentes rurales hacían su labor de inspección de requerir si esa persona llevaba el permiso necesario para utilizar el arma, no lo tenía, y reacciona de una manera violenta, homicida, y mata a los dos agentes rurales".

"Los disparos iban dirigidos a la cabeza de los agentes", ha precisado Jané, que ha indicado que el cazador probablemente utilizó los tres cartuchos que puede disparar de forma seguida la escopeta.

El conseller ha indicado que se está investigando asimismo cómo ha sido posible que el homicida dispusiera aún de esta escopeta de tipo E, que había sido suya anteriormente, pero que al parecer había vendido al no renovar el permiso para usarla, y que tenía en estos momentos otro titular.

Autoinculpado

Los Mossos d'Esquadra acusaron de doble homicidio al autor de los disparos. Según han informado el cuerpo policial, el detenido es un hombre de 28 años, nacionalidad española y residente en una localidad del área metropolitana barcelonesa.

La Policía de la Generalitat ha recibido hacia las 11:40 horas del sábado el aviso de esta persona en el que manifestaba que había disparado contra dos personas.

Agentes de la Policía de la Generalitat se desplazaron hasta el lugar y constataron la muerte de los dos agentes rurales por arma de fuego.

El Área de Investigación Criminal de la Región de Ponent de los Mossos se ha hecho cargo de la investigación del crimen.

Al conocer el suceso, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha mostrado su consternación en su cuenta de Twitter: "Conmocionado por la muerte de dos agentes rurales en Lleida. Todo mi apoyo a las familias en estas horas dramáticas y a los agentes rurales".