Irene Junquera se ha 'desnudado' en Instagram para intentar ayudar con una confesión personal a los padres durante el confinamiento. La periodista deportiva ha subido un vídeo en su cuenta personal de la famosa red social para hablar sobre este capítulo menos conocido de su vida.

Noticias relacionadas

Esta revelación de la madrileña viene precedida por una conversación con su madre y la preocupación de esta por los niños durante este confinamiento por el coronavirus. La propia Irene Junquera tiene dos sobrinas y una prima de entre 5 y 12 años, por lo que sabe lo duro que es no poder dejar que los niños jueguen por las calles y tengan que permanecer en sus domicilios.

Para intentar ayudar, ha explicado un caso que vivió ella en primera persona: "Cuando tenía 10 años me operaron. Me fisuré una vértebra, la última, que se me había desplazado también. Me tuvieron que hacer un injerto y una serie de cosas. No me pusieron clavos ni nada, pero sí que tuve que estar inmovilizada durante tres meses".

"No podía estar sentada. Tenía que estar tumbada boca arriba y con el tiempo pude ponerme de lado. No es un trauma para mí, sino que no surge hablar sobre ello. Por eso creo que todo esto que está pasando, va a ser un aprendizaje para los niños. Van a sacar muchas cosas positivas si sabemos transmitirles que no tengan miedo", ha continuado diciendo la periodista.

Tiempo para aprender

Irene Junquera aconseja que durante el tiempo de confinamiento, los padres utilizan el tiempo en que sus hijos aprendan. Ella pone su propio ejemplo, ya que toca el piano desde los 7 años e incluso cuando estuvo inmóvil por su operación, su profesora acudía para continuar con otro tipo de clases ya que ella no podía tocar. Desde escuchar a leer música o hacer sesiones de ritmo. Todo un ejemplo para crecer tanto padres como hijos en estos tiempos difíciles.

[Más información - Tres años del adiós de Irene Junquera a El Chiringuito: de compañera de Risto Mejide a GH VIP]