El Barcelona volvió a lucir este sábado su buen momento arbitral que vive desde hace mucho tiempo. El conjunto azulgrana vio como González Fuertes les daba como válido un gol que no debió subir al marcador porque el balón se marchó fuera del terreno de juego. La equivocación fue tan clamorosa que, hasta un culé reconocido como Ernest Folch, director de Sport, reconoció en El Transistor que había sido un regalo.

Noticias relacionadas

EL PRIMER GOL DEL BARÇA

"El primer gol del Barcelona es un regalo. Un error garrafal. No hace falta el VAR para ver ese balón".

Vídeo | El ridículo del Barça a su llegada a Madrid: himno a todo volumen para tapar los pitos by footbie.com