Con el parón de selecciones, la actualidad de los equipos suele disminuir. Sin embargo, en el Real Madrid y en el PSG, este ritmo ha aumentado considerablemente en los últimos días y es que el caso Mbappé parece estallar por los aires tanto para un lado como para otro. Los blancos tienen motivos para sonreír, aunque también para preocuparse. 

Noticias relacionadas

En la entidad madridista se tiene confianza plena en Mbappé, en su palabra y en su voluntad. Las últimas declaraciones del jugador, en su gran mayoría, han supuesto un gran impulso para su fichaje y por ello han gustado y mucho en la cúpula del club blanco. En Concha Espina saben que Mbappé quiere ser jugador del Real Madrid y que no baraja ni irse a otro club ni casi una supuesta continuidad en París

Sin embargo, es inevitable escuchar los últimos avances que ha registrado la operación y que tienen que ver con las aportaciones de su entorno, concretamente de su madre, donde deja caer que las conversaciones con el PSG para continuar en París, al menos un año más, van por buen camino. 

Mbappé, Leonardo y Al-Khelaifi Reuters

No es que en el Real Madrid hagan oídos sordos a estas afirmaciones pues el PSG lo está intentando todo, pero mantienen su fe y su confianza en que el jugador pueda decidir libremente y que no se deje influenciar por un entorno que ya le hizo tomar parte por la capital francesa una vez por delante de la española. Fue cuando salió del Mónaco

De momento, el plan de Mbappé y del Real Madrid sigue caminando de la mano y tanto el jugador como el club blanco son conscientes de que van a tener que aguantar muchas idas y venidas en los próximos meses, pero se trata de un fichaje estratégico en todos los sentidos. Es la alianza que puede marcar la próxima década del mundo del fútbol como ya lo hizo la llegada de Cristiano Ronaldo al Santiago Bernabéu y que oscureció el florecer de Leo Messi en el FC Barcelona

La alianza entorno-PSG

A pesar de los buenos propósitos y de la voluntad, el Real Madrid no se fía del entorno de Mbappé. No entienden las declaraciones realizadas por Fayza Lamari, madre, asesora de comunicación y una de las agentes del jugador respecto a una posible renovación del galo. El club blanco es consciente de que hay conversaciones para su ampliación de contrato, pero lo que esperan es que no lleguen a buen puerto. 

Ese el deseo del jugador, que está haciendo oídos sordos a todas las ofertas de continuidad que le llegan desde Catar y que le quieren hacer, no solo el jugador mejor pagado del mundo con un salario de 50 millones de euros por temporada, sino además líder y personaje franquicia de la entidad. 

Kylian Mbappé en un partido con el PSG EFE

En el PSG tienen, como mínimo, el deseo de mantener su gran tridente durante dos años, el presente y uno más, con el objetivo de ganar la Champions en esas dos temporadas y cumplir el propósito de la creación de un equipo de súper estrellas. Esos dos años serán los que seguro pasará Leo Messi en la ciudad de París y en el PSG quieren que el próximo años, Mbappé también esté allí. 

Por eso, en estos momentos el fichaje de Kylian se ha convertido en una guerra entre dos bandos claramente diferenciados. El Real Madrid está del lado de Mbappé, para apoyarle y que consiga mantener sus férreos principios de cumplir su sueño y que no sucumba ni ante la tentación ni ante las presiones.

Por otro lado está su entorno y el PSG, quienes quieren dar continuidad a la alianza formada por el jugador estrella de Francia y con el club referencia del país, un salario mucho más alto que el percibido en Madrid y tener al hijo más cerca de casa. 

Movimientos en enero

Los próximos meses van a ser cruciales para el devenir de una operación realmente complicada. El fichaje por el Real Madrid está más cerca que su continuidad, eso es un hecho, pero no significa que esté cerrado o que pudiera estarlo tal y como parecía después de que Mbappé haya roto su silencio. Las presiones que va a realizar el PSG, tanto a nivel deportivo como extradeportivo, van a ser enormes. 

Messi y Mbappé, con el PSG Reuters

Por ello, el Real Madrid tiene que trabajar de informa incansable la vía del jugador y, a partir del 1 de enero, presionar en su justa medida para intentar dejar cerrada la operación. Desde ese momento, Kylian podrá firmar de manera legal su futura vinculación a la entidad madridista sin esperar al mes de junio. 

Florentino Pérez ya ha dejado caer que a partir de 2022 será cuando la operación entre en su momento clave y que después del mes de enero se esperan hacer avances. Seguramente no sea cerrar su fichaje, al menos de manera pública, pero sí asegurar de alguna forma que en los meses venideros no habrá vuelta atrás. La guerra ha comenzado. 

[Más información: La madre de Mbappé le acerca al Real Madrid: "Quiere ser el centro de un proyecto nuevo"]