La Liga ya ha cumplido el primer mes de competición. Es pronto para hacer balance, pero sí que se pueden sacar algunas conclusiones. En lo que se refiere al Real Madrid, no es ningún disparate asegurar que el club blanco acertó en el mercado de fichajes con las incorporaciones de David Alaba y Eduardo Camavinga.

Noticias relacionadas

Dos fichajes y dos aciertos. El Real Madrid no falló al firmar a Alaba y al apostar por el joven Camavinga para completar su medular. Faltó la guinda al pastel que hubiese supuesto Mbappé, pero se espera que el francés llegue el próximo verano, siempre y cuando no renueve su contrato con el PSG y quede libre en junio de 2022.

Pese al fichaje frustrado de Kylian Mbappé, el Real Madrid sí que se hizo con los servicios de David Alaba para apuntalar su defensa. El jugador austriaco ha demostrado ser un fijo para un Carlo Ancelotti que le ha mantenido en el once titular en cinco de los seis partidos que ha disputado el equipo merengue en lo que va de temporada.

David Alaba, en un partido con la camiseta azul del Real Madrid Real Madrid

Tan solo se perdió uno por problemas musculares, el resto los jugó al completo. Todo un jefe para la defensa madridista. Y eso que no lo ha tenido fácil tras las salidas de Varane y Sergio Ramos. Dos despedidas importantes en el mismo verano, pero Alaba ha sabido hacer 'olvidar' a estos zagueros de talla mundial. Sin olvidar a compañeros como Nacho o Militao, con los que ha encajado a la perfección.

Alaba ha llegado al Real Madrid para triunfar. Decidió abandonar el Bayern Múnich hacerlo como agente libre. Así llegó a un acuerdo con el club de Concha Espina. Ancelotti tiene claro que como mejor puede ayudar al equipo es haciendo las veces de central, aunque también puede jugar en el lateral izquierdo o incluso adelantar su posición para ejercer como pivote defensivo en la medular.

La ilusión de Camavinga

Del acierto con un veterano como Alaba, aunque con varios años por delante todavía en el fútbol, a un prácticamente recién llegado como es Camavinga. El francés se ha ganado al madridismo en un abrir y cerrar de ojos. Es la nueva ilusión del aficionado blanco. Pero también convence en las diferentes esferas del club.

Ancelotti ya le define como el "centrocampista moderno" o "el centrocampista completo". Con él, el técnico italiano ve equilibrado su centro del campo. Desde jugadores experimentados como Kroos o Modric a él, que apenas acaba de comenzar su carrera y va para estrella.

Eduardo Camavinga da indicaciones a sus compañeros REUTERS

Para Carlo Ancelotti, Eduardo Camavinga es puro ADN Real Madrid. "Eduardo tiene todo para jugar en el Real Madrid. En este momento no tiene presión y está mostrando toda su calidad. Es un chico muy alegre, habla con sus compañeros en el vestuario y está tratando de hablar español rápidamente. Es la frescura de la juventud", así de contundente se mostró el míster en rueda de prensa.

El futbolista francés, que ya sabe lo que es jugar con Les Bleus, puede actuar como mediocentro defensivo, como pivote al estilo Casemiro, o también adelantar su posición. Durante los minutos que ha disfrutado, ya sabe lo que es marcar y asistir con la elástica blanca. Y es que Camavinga defiende, ataca y marca. Tanto él como Alaba han llegado para triunfar.

[Más información - Camavinga, el mejor fichaje exprés: las claves de su adaptación al Madrid]