El Real Madrid no tiene ninguna duda con Fede Valverde. El jugador uruguayo sigue siendo tan importante o más de lo que era para el club la temporada pasada o hace un mes, cuando todavía no había llegado a la plantilla del equipo blanco Camavinga y cuando ni siquiera se había planteado su fichaje de forma tan seria como lo hizo en la recta final del mercado. 

Noticias relacionadas

En las últimas horas han salido informaciones cruzadas y algunos rumores de que el futbolista francés podía suponer una especie de tapón o de impedimento para el centrocampista charrúa, pero nada más lejos de la realidad. Ambos son presente y futuro del Real Madrid y sobre ambos se pretende edificar la próxima década de éxitos para la entidad blanca. 

Así lo transmite el club y así lo siente el jugador que acaba de firmar una ampliación de su contrato hasta el año 2027. Fede, gracias a su arrojo, su entrega y su madridismo, ha conseguido ganarse a la afición blanca porque le sienten como uno más de ellos que tiene la suerte de vestirse de corto cada domingo para defender su escudo, pero en contacto con el balón y con el césped. 

Fede Valverde renueva con el Real Madrid hasta 2027

Eso en el Real Madrid lo saben y por ello quieren cuidar y conservar a Fede como un diamante en bruto que promete dar muchas alegrías a la hinchada. En estos momentos, el uruguayo ya es uno de los mejores del mundo en su puesto y en su labor, la de ser un box-to-box para el equipo, capaz de estar en cualquier rincón del terreno de juego, aparecer y ser clave. 

Además, el Real Madrid no solo considera a Valverde un jugador de futuro, sino también de presente, y por ello le tienen en la mayor de las estimas. No es una esperanza, ni un proyecto a pesar de su juventud, es una realidad consumada que se irá haciendo todavía más grandes con el paso de los años y el peso de la experiencia. 

Carlo Ancelotti, enamorado

Si en las altas esferas están encantados con el rendimiento, la profesionalidad y la entrega de un chaval tan humilde como Fede, en el banquillo, el encantamiento es todavía mayor. Carlo Ancelotti se ha quedado prendado del 'pajarito' al que considera ya pieza fundamental de sus esquemas. 

De momento, el técnico italiano le está dando el protagonismo de la titularidad y, en algunas ocasiones, la manija del equipo, especialmente con la ausencia de Modric. El uruguayo está sabiendo aprovechar su momento con la ausencia del croata y las de Kroos y Ceballos, y está dejando partidos de muchísimo nivel. 

Carlo Ancelotti, en rueda de prensa Real Madrid

Ancelotti llegó con la idea de dar protagonismo a Isco y de hacer un hueco a un Odegaard que ya no está, pero ha sido Valverde quien le ha robado el corazón y quien le tiene encantado con su capacidad física, su derroche, su poscionamiento táctico, sus virtudes al corte y en conducción. Es el jugador que todos quieren tener al lado y que libra al técnico y al equipo de muchos problemas. 

Ahora que 'Carletto' está buscando la reconversión a interior de jugadores como Marco Asensio, Valverde les está dando una lección magistral a todos ellos de cómo actuar en cada momento del partido y en cada zona del campo. Y a eso añade su velocidad, su aguante, sus cabalgadas, su pasión, su locura y su llegada. Nadie puede descartar ahora mismo que Fede se vaya a ganar un hueco de titular cuando estén listos Casemiro, Kroos y Modric, y que sea uno de los de arriba quien pague el pato. 

Caben todos

Con Ancelotti encantado y con el club convencido de sus posibilidades, Fede no tiene nada que temer respecto a su presente y a su futuro. Caben todos, incluido Camavinga, que llegará para aprender, crecer y reforzar el centro del campo, pero no para hacer sombra a un Fede Valverde que, además, se ha ganado estar por delante con su espectacular nivel. 

Fede Valverde evita la entrada de un futbolista del Real Betis REAL MADRID

De hecho, Ancelotti tiene ahora mismo un bendito problema, alternativas de todos los perfiles para formar un centro del campo competitivo a pesar de las bajas. En un mercado sin esperanza de grandes movimientos, la pesca de Camavinga ha sido una gran noticia, y todo para unirle a un jugador como Fede con el que liderar la media la próxima década. 

El fichaje del francés no ha sido fruto de un impulso, ya que siempre ha estado en la lista futuribles por su juventud y talento, pero este era el momento adecuado para dar un golpe al PSG en el mercado. Y tanto hueco tienen ambos, especialmente tras la salida de Odegaard, que otros como Ceballos o Sergio Arribas, también recién renovado, gozarán igualmente de oportunidades y minutos a lo largo del curso en una medular completa, equilibrada y de mucho futuro. 

[Más información: La presentación de Camavinga con el Real Madrid: día y lugar]