Vinicius Junior no se toca. Es lo que responde el Real Madrid cuando se rumorea con posibles ofertas que puedan llegar al club blanco por el jugador brasileño. Prácticamente da igual los ceros que pongan o que llegue desde el PSG o desde el Manchester United. En la entidad madridista confían plenamente en el extremo llegado desde el Flamengo y que esperan que se convierta en uno de los mejores del mundo. 

Noticias relacionadas

Por ello, el propio Vinicius sabe que está ante una temporada clave en su carrera deportiva y es que el respaldo que ha recibido por parte del club en los últimos meses ha sido grande después de un curso de dudas. 'Vini' ha podido mostrar su mejor y su peor cara. Con partidos tan brillantes como los hechos en Champions contra Atalanta o Liverpool y con actuaciones que estuvieron muy lejos de lo que se espera de él. 

Sin embargo, en el Real Madrid confían en que Vinicius con el tiempo pueda encadenar muchos partidos como los que hizo ante el equipo de Gasperini o de ante el conjunto de Klopp. No es un jugador goleador, es un extremo capaz de generar desequilibrio en el uno contra uno, con regate, con imaginación, con fantasía en sus botas que puede asegurar un buen número de asistencias y que puede aportar tantos de vez en cuando. 

Vinicius se lamenta por una acción que salió mal REUTERS

Así es como le ven y así es como creen que deben verle todos y no atribuirle funciones que no le corresponden. En su papel, Vinicius puede convertirse en muy poco tiempo en uno de los mejores del mundo porque pocos tienen su velocidad y su capacidad para eliminar rivales. Además, tiene esa chispa tan propia de los brasileños para dejar jugadas que levantan estadios. El nuevo Santiago Bernabéu gozará de grandes tardes si el jugador vive en un estado de confianza plena. 

Y esa será la misión de Carlo Ancelotti en los próximos meses y en la próxima temporada, buscar que Vinicius pueda expresarse en el terreno de juego con la misma felicidad y con la misma sonrisa que muestra fuera. El italiano, que acaba de recibirle tras la vueltas de vacaciones, sabe que tiene un diamante en bruto al que debe pulir dándole cariño y minutos para que siga creciendo. No hay que olvidar de que, aunque ya lleve varios años en el Real Madrid con muchas críticas a sus espaldas, solo tiene 21 años. 

Vinicius ya ha entendido y ha sufrido lo que es el Real Madrid y la exigencia de un club de élite mundial y ahora debe dar un paso hacia delante para demostrar todo lo que lleva dentro y que de verdad valía todo lo que se pagó por él. Y para ello tiene que convencer a un Ancelotti que está deseando sacar lo mejor de este proyecto de gran jugador. 

Confianza total en Vinicius

Además, en el Real Madrid esperan también que en esta época tan difícil para hacer fichajes, jugadores del perfil de Vinicius puedan ocupar ese puesto de la delantera para dar garantía de peligro. Con Benzema inamovible y con el fichaje de Mbappé cociéndose a fuego lento, el Real Madrid necesita de un gran Vinicius que tome esa responsabilidad. Ante las dudas que puedan generar jugadores como Bale o Hazard, el brasileño no debería dejar pasar esta oportunidad de comenzar a labrarse su camino en el club más importante del mundo. 

Vinicius, durante el entrenamiento del Real Madrid Real Madrid

Futbolísticamente, sus condiciones son buenísimas, ya que puede permitir al equipo jugar con varios estilos. Vinicius es capaz de encontrar huecos con defensas armadas por su buen regate en espacios reducidos, pero sus mayores virtudes están a campo abierto, donde puede correr y aprovechar su velocidad. Y los goles, más o menos, terminarán cayendo en cuanto Vinicius se siente y se sepa importante y decisivo en el equipo. 

Así lo ven en un Real Madrid en el que por el momento no se piensa en una salida de Vinicius pase lo que pase y llame quien llame a su puerta. Ni siquiera el problema de los extracomunitarios puso en duda su permanencia en el equipo, otra muestra más de que en la entidad de Concha Espina siguen confiando absolutamente en uno de los jugadores que debe liderar el Real Madrid del futuro, pero también del presente, y llevar alegría a una afición necesitada de buenos momentos, a ser posible en su nuevo y espectacular estadio. Ahora, 'Vini' acaba de regresar a los entrenamientos para conocer a Ancelotti y comenzar una nueva etapa ilusionante en el club de su vida. 

[Más información: Kubo se doctora en casa: unos Juegos Olímpicos para confirmar el nacimiento de una estrella]