El Borussia Dortmund está cerca de salir ganando. La continuidad de Erling Haaland en el club alemán está mucho más cerca que hace unas semanas y parece difícil que la situación vaya a cambiar durante el verano. Las puertas de salida se le cerraron rápidamente y no hay indicios de que se vayan a abrir hasta el verano de 2022.

Noticias relacionadas

Cuando Mino Raiola, representante de Haaland, y su padre fueron vistos en Barcelona y Madrid el mismo día, todo apuntaba a que se había puesto en marcha la maquinaria para que el delantero noruego diera el salto del Dortmund a un club del siguiente nivel. Sin embargo, desde el Borussia -con enfado de por medio con Raiola- se quiso zanjar el asunto y descartar cualquier opción de vender a su estrella este verano.

Las semanas han ido pasando y, si bien Haaland se ha mantenido callado, parece que el jugador ha aceptado la realidad y seguirá en su actual equipo. Cuando se dice que ariete seguirá en el Dortmund, se da por hecho de que solo lo hará por una temporada más. Será entonces cuando el jugador tenga la decisión en sus manos -no como ahora, que pertenece al club- al activarse una cláusula de salida.

Haaland colocándose la cinta durante un partido Reuters

El Dortmund ha repetido por activa y por pasiva que Haaland seguirá. El problema era que la bomba -es decir, Haaland- estallara, pero este fin de semana llegaron por fin buenas noticias para el equipo alemán. Tras un final de temporada agónico, el Borussia jugará la próxima edición de la Champions League. De no haber logrado la clasificación hubiera sido más complicado convencer a Haaland.

Haaland y Raiola aceptan la realidad, aunque con el agente italiano no hay que descartar sorpresas. Para sacar al delantero noruego del Dortmund en los próximos meses habría que pagar un precio muy alto: en torno a los 150 millones de euros. La cifra es prohibitiva, más todavía si se tiene en cuenta que el próximo verano caerá hasta la mitad por la cláusula que establecerá su marcha por 75 'kilos'.

El Barça prioriza a Messi

Esperar a Haaland saldría más barato y es por eso también que los clubes empiezan a ver al delantero más como una opción para 2022. Es el caso del Barça, uno de los favoritos al fichaje. Joan Laporta sueña con el fichaje del noruego, pero ya parece haber tomado la decisión de descartar su contratación este verano. Según TV3, dará prioridad a la renovación de Leo Messi y será por eso por lo que no tendrá fondo suficiente para acometer un fichaje tan caro como el de Haaland.

El Madrid prioriza a Mbappé

Algo parecido ocurre con el Real Madrid, aunque en su caso no es una renuncia completa y no viene provocado por una renovación. En el club blanco ven más sencillo fichar este verano a Kylian Mbappé -el gran deseo madridista desde 2017- y ha dejado aparcada la 'operación Haaland'. Si se ficha a Mbappé, sería muy difícil en términos económicos poder reclutar el mismo verano al noruego, aunque hasta ahora no se quiere descartar ninguna posibilidad.

Kane revoluciona la Premier

Sin Madrid ni Barça, los clubes ingleses podrían entrar en juego este verano. Sin embargo, además de las pretensiones del Dortmund, a los equipos de la Premier League les juega en contra las preferencias de Haaland de jugar en España. Además, clubes como Chelsea o Manchester City podrían dejarse todo este verano en el fichaje de otro gran delantero: Harry Kane. El inglés, según Sky Sports, ya habría comunicado al Tottenham su intención de cambiar de aires.

Haaland 2022. Cuando el bueno de Erling esté a punto de cumplir 22 años -hará los 21 el próximo 21 de julio-, será el gran protagonista del mercado de fichajes. Los grandes de Europa tendrán todo un año para convencerle -a él y a Raiola- si es que no cambia radicalmente su situación en el Dortmund este verano. Eso sí, el que quiera adelantarse a todos y ficharle este verano tendrá que rascarse (y mucho) el bolsillo.

[Más información: El Barcelona se retira de la carrera por el fichaje de Haaland este verano]