El Real Madrid le va a dar todo el tiempo que necesite a Eden Hazard. Eso es lo que se puede extraer como conclusión de todo lo que ha sucedido en las últimas horas entre el club y el jugador a la hora de valorar cómo debe recuperarse de su última lesión. Después de 15 minutos ante el Elche, el belga se volvió a lesionar en este caso de una zona diferente al tobillo u otras que le habían provocado que haya estado más tiempo fuera del campo que sobre él siendo jugador merengue.

Noticias relacionadas

El club y el cuerpo técnico no quieren correr más riesgos con él; lo único que desean es que el jugador deje de sentirse tan frágil cuando entra en contacto con la pelota y vuelva a recuperar esa condición física tan bien estimada cuando se le fichó procedente del Chelsea. La seguridad que daban sus precedentes con las lesiones se ha perdido, la cabeza del futbolista lo sabe y se ve como el principal culpable de que esté teniendo tantos problemas físicos.

A pesar de que desde Bélgica se estaba presionando para que el jugador pasara otra vez por el quirófano, finalmente, ha prevalecido la intención inicial del club; que Hazard no se opere. La entidad consultó con los doctores que le habían operado y ninguno de los dos entendió que fuera necesario abrir de nuevo el tobillo del jugador nacido en La Louviére. En su país habían inferido que el problema era esa zona del cuerpo, por eso preferían que se sustituyese de nuevo la placa.

Eden Hazard, durante un entrenamiento del Real Madrid

De esta forma, el jugador seguirá un tratamiento conservador en Valdebebas. La Ciudad Real Madrid se convertirá en su particular 'Habitación del Tiempo' de 'Dragon Ball' y, además, contará con la ayuda de un fisio de la selección belga para que desde su país también tengan todos los detalles de su recuperación. Roberto Martínez, seleccionador de los 'Diablos Rojos', está muy preocupado por su situación y quiere que el jugador llegue a la Eurocopa.

Sin plazos

Pero no habrá plazo alguno. La expresión "pendiente de evolución" nunca ha tenido más sentido que en esta ocasión. Su recuperación la marcarán las sensaciones. El jugador de fútbol siempre quiere volver antes de tiempo, por eso la opinión de los servicios médicos de club será trascendental. Pero es la cabeza de Eden la que tiene que superar todos los miedos que le acompañan desde que Meunier se llevó su tobillo por delante de forma involuntaria.

No le faltará la confianza de la entidad ya que no hay una sola persona en todo el Real Madrid que no crea que va a superar esta situación. Su entrenador, Zinedine Zidane, ha mostrado esa sensación lanzando un mensaje certero en la última rueda de prensa. "Queremos ayudarle, pero no sé si va a ser conmigo o con quien porque tiene un contrato largo. Lo que quiero con todas mis fuerzas y todos los que estamos aquí es verle como jugador, y eso va a llegar tarde o temprano", expresó el francés.

[Más información: Informe Hazard: juega un 25% de los minutos con el Real Madrid]