La victoria del Real Madrid contra el Atalanta dejó noticias positivas en el seno del club blanco y una de ellas fue Isco Alarcón. La mayoría de madridistas no lo podrían esperar, pero así fue. Zinedine Zidane apostó por el malagueño como falso '9' en plena plaga de bajas y el malagueño respondió volviendo a brillar sobre el terreno de juego. Se vio la versión más activa de Isco en mucho tiempo.

Noticias relacionadas

Cuando el Madrid anunció el once de Bérgamo, la sensación era de que se trataba la última oportunidad de Isco. Su última titularidad (exceptuando la de Copa contra el Alcoyano) fue en noviembre en Liga contra el Valencia y, apenas, había participado 13 minutos con el equipo en la fase de grupos de la Champions League. Contra el Atalanta fueron un total de 76' que dejaron buen sabor de boca.

No está todo perdido con Isco, que es un jugador más que aprovechable si recupera su rendimiento. A los 28 años debería estar en el mejor momento de su carrera deportiva, pero su llama se ha ido apagando durante las últimas tres temporadas hasta llegar a un punto casi de no retorno. Zidane, visto su pobre rendimiento, le relegó al ostracismo, dando paso antes al canterano Sergio Arribas, pero el miércoles pasó el último tren para el jugador y este se subió a él.

Cristian Romero se disputa con Isco Alarcón un balón REUTERS

Que Isco se recupere, algo que deberá confirmar en próximos partidos, solo suponen buenas noticias para el Real Madrid. La primera es que dará más alternativas a Zidane, que entre las lesiones y las salidas (Odegaard y Jovic), se ha quedado con lo justo para afrontar la parte más crucial de la temporada. Sin el noruego, Isco es el único futbolista que puede hacer de enganche entre el centro del campo y la delantera.

Revalorizarse

Isco fue algún día, con Zidane, una de las principales figuras del equipo. Su valor de mercado llegó a estar en los 90 millones de euros según Transfermarkt, pero en menos de tres años ha ido cayendo en picado hasta los 20 'kilos'. El Madrid necesita hacer caja este verano e Isco está entre los señalados, por lo que si recupera parte de su nivel solo hará que su precio incremente de cara a verano.

Para el propio jugador, si vuelve a jugar a menudo, también tendrá solo consecuencias positivas. De momento, en su cabeza sigue firme la idea de irse del Madrid este verano. Tiene contrato hasta 2022 pero, al igual que el club, cree que su ciclo de blanco ha terminado. Con solo 28 años y una carrera sobresaliente, todavía tiene cartel. Sin embargo, su bajón no pasó desapercibido en Europa por lo que tiene trecho que remontar para volver a estar en el escaparate y que los mejores equipos se fijen en él.

Por último, está la Selección. Si bien ahora mismo es imposible pensar que Isco entre en la convocatoria para la Eurocopa, nunca se sabe cómo puede estar de distorsionada la lista que tenemos todos en la cabeza para entonces. Pueden pasar muchas cosas y si Isco vuelve a jugar con regularidad y a un nivel cercano al mejor suyo, podría ganarse una oportunidad. No hay que olvidar que cuando Luis Enrique llegó al combinado nacional, su idea era formar un equipo alrededor del malagueño. Nunca pudo hacerlo.

[Más información: Sergio Ramos renovará con el Real Madrid hasta 2023: las dos razones para llegar a un acuerdo]