El Eintracht de Frankfurt ya ha hecho oficial la llegada del que será su gran fichaje del mercado de invierno. Luka Jovic regresa a la que fue su casa y en la que se labró un nombre y una fama dentro del fútbol europeo. El delantero serbio llega en calidad de cedido desde el Real Madrid hasta final de temporada. 

Noticias relacionadas

La noticia que saltó el pasado martes ya ha tenido confirmación oficial, no solo por parte del conjunto alemán, sino también por parte del Real Madrid, que pierde así a un efectivo en el ataque a pesar de que Jovic ha sido uno de los jugadores menos utilizados por Zinedine Zidane en el último año y medio. 

El delantero serbio llegó al equipo blanco con la condición de crack, pero también de gran promesa debido a su juventud, solo tiene 23 años. Su excelente temporada en la Bundesliga y en la Europa League con el conjunto alemán le valieron para ganarse el interés de todos los grandes clubes de Europa, aunque finalmente fue el Real Madrid quien se adelantó en la carrera por su fichaje. 

Zidane pidió expresamente la llegada del delantero que había sido la gran sensación de la temporada, demostrando ser un killer del área con capacidad para rematar de primeras casi cualquier balón que le llegaba al área. De cabeza, de volea, con la derecha, con la izquierda y hasta de chilena, a Jovic se le vieron goles de todas las formas y colores. Por ello, el Madrid no lo dudó y Zidane insisitó en su llegada. 

La operación rondó los 60 millones de euros por un jugador que había rozado la treintena de goles. Sin embargo, en el Real Madrid ese olfato goleador ha brillado por su ausencia. Tan solo dos tantos en temporada y media y muy pocas oportunidades son un bagaje realmente decepcionante tanto para él como para el club. 

Por ello, ambas partes han tomado la decisión de darse un tiempo, concretamente hasta final de temporada. Jovic regresa al lugar donde se hizo grande para volver a contar con los minutos que necesita y recuperar la ilusión y sobre todo la confianza en su juego. Por su parte, el Real Madrid espera recuperar al jugador que fichó tras deslumbrar en Europa a final de temporada, y no al delantero deprimido y con problemas de adaptación que se ha visto en los últimos meses. 

Momento Mariano

La parte negativa para el conjunto blanco es que pierde a uno de los pocos referentes ofensivos que tiene en la plantilla. Ahora, Zidane se queda con el único recambio de Mariano en caso de que Karim Benzema, líder indiscutible de la delantera, sufra algún problema. Sin Jovic, el equipo pierde poderío aérero, a pesar de que no ha contado con oportunidades suficientes. Mariano recibe así una oportunidad, ya que sin duda, su participación y su importancia en el equipo aumentarán. 

La operación Jovic no ha sido positiva hasta el momento, pero tanto Real Madrid como Eintracht esperan poder ver la mejor versión del jugador en estos meses. El serbio puede ayudar al que fue su equipo a regresar a competiciones europeas, y el Madrid recibirá buenas noticias si Jovic da el salto definitivo y cambia la actitud mostrada durante su paso por la entidad madridista, ya sea para formar parte del equipo la próxima temporada o para intentar una futura venta que facilite la llegada de otros jugadores. 

[Más información: La conversación del entrenador del Eintracht con Jovic: "Hizo todo lo posible para venir"]