El Real Madrid ha mantenido una posición austera y de conciliación con la situación que se vive por la pandemia. El pasado verano no hubo fichajes en la casa blanca. Las 'caras nuevas' llegaron de jugadores cedidos como Lunin, Odriozola y Odegaard. Una fórmula que unida al buen hacer de la institución madrileña en la 'operación salida', cifrada en más de 100 millones de euros, han acabado con un balance positivo en las finanzas.

Noticias relacionadas

El impacto del coronavirus ha provocado una reducción del 13 por ciento en los ingresos del Real Madrid, pero aún así, el club de Concha Espina tiene un presupuesto aprobado de 617 millones de euros. Esto son 300 menos que si no hubiese pandemia, pero aún así se mira con optimismo al futuro, en especial por las noticias que llegan de que en 2021 volverá a haber público en el Santiago Bernabéu.

El regreso del público puede marcar un antes y un después en la política de fichajes. El Real Madrid depende de esto para acudir al mercado, así como de la medida de LaLiga del tope salarial y que se acceda a los octavos de final de la Champions League.

Kylian Mbappé, durante la final de la Champions League 2019/2020 Reuters

Continuar adelante en la máxima competición continental es vital para ingresar una gran parte del dinero para hinchar las arcas, mientras que en lo que se refiere al tope salarial, se tiene margen para poner sobre la mesa a Mbappé una oferta que le seduzca.

Antigua normalidad

Desde que en marzo saltase el estado de alarma, la vida no ha vuelto a ser la misma. Las restricciones han formado parte de nuestro día a día y el mundo se encuentra a la espera de la llegada de la vacuna del coronavirus. Esta puede llegar a los ciudadanos en 2021 y eso también da esperanzas al fútbol. Con la vacuna, también volverán los aficionados a teñir de color las gradas de los estadios.

Que vuelva el público al Santiago Bernabéu puede ser definitivo para las próximas incorporaciones. Desde la directiva del club blanco no van a poner en peligro a la institución ni van a empeñar su futuro, como ha pasado en otros equipos de La Liga. Eso no quiere decir que se haya aparcado de forma definitiva el fichaje de Kylian Mbappé, sino que este depende de esta variable.

Kylian Mbappé, durante el PSG - Dijon de la Ligue-1 REUTERS

La masa salarial madridista oscile en estos momentos en los 330 millones de euros, cifra muy alejada de esos 468 'kilos' que pueden alcanzar según ese tope impuesto por la patronal. Esto quiere decir que hay margen para poner sobre la mesa un buen contrato al delantero francés. En el país vecino se habla de una ficha entre los 25 y los 30 millones.

Primera opción

En los últimos meses se ha hablado de que el Liverpool es el gran rival del Real Madrid por el fichaje de Mbappé. Los reds no son los únicos que sueñan con el campeón del mundo con Les Bleus. Los clubes de Mánchester o también el Barcelona han sido colocados como pretendientes del futbolista, pero este tiene claro que si abandona el PSG es para recalar en el Santiago Bernabéu.

El Liverpool se mantiene alerta, aunque es el club blanco con el que sueña desde que era un niño. Ya estuvo a punto de jugar en el Real Madrid cuando formaba parte del Mónaco, pero por aquel verano de 2017 su familia y él decidieron que lo mejor era continuar unos años más jugando en Francia.

Kylian Mbappé, en un entrenamiento de la selección de Francia EFE

Ahora puede haber llegado la hora de la verdad. El conjunto merengue ha mostrado en lo que va de temporada que necesita a un galáctico y el perfil de Kylian Mbappé se ajusta a la perfección a lo que demanda el vestuario blanco. Un jugador con ambición y con ganas de convertirse en el número 1 del mundo, algo que puedo alcanzar si acaba siendo ese futbolista que llega al olimpo vistiendo la camiseta del Real Madrid.

[Más información - Mbappé besa el escudo del PSG y en Francia le elogian: ¿pista de su futuro o gesto polémico?]