David Alaba se ha convertido en una opción para el Real Madrid. El conjunto blanco tiene apuntado el nombre del central del Bayern Múnich en su agenda ante la necesidad de reforzar la zaga. El suyo sería un fichaje de talla mundial, aunque tiene sus pros y contras que ahora sopesan en el club para tomar una decisión final. En Alemania insisten en el interés blanco y Kicker habla de la intervención de Zinedine Zidane.

Noticias relacionadas

El diario Kicker apunta a que el técnico francés estaría siendo clave en la 'operación Alaba'. Zidane estaría allanando el camino para cerrar su fichaje manteniendo contacto directo con el jugador y su entorno. Alaba termina en verano contrato con el Bayern y Zidane ha intercambiado sensaciones para conocer de primera mano como de posible sería su contratación en caso de lanzarse a por ella.

Zidane tantea el terreno y, según diversas fuentes en Alemania, Alaba espera que un club español mueva ficha por su fichaje. Real Madrid y Barcelona están en lo más alto en las prioridades de Alaba, casi decidido a no renovar con el Bayern y cambiar el rumbo de su carrera como tanto se viene rumoreando en los últimos años. El Madrid espera para hacer cualquier movimiento y el 1 de enero tocará a la puerta del jugador.

Alaba, con el Bayern Múnich Reuters

Alaba será libre de negociar con cualquier equipo con la entrada del nuevo año. Entonces apenas le quedarán unos meses de contrato y sus pretendientes se empezarán a interesar. Entre ellos podría estar el Madrid, si da el paso, aunque habrá una fuerte competencia para hacerse con su fichaje. Lo económico podría pesar mucho y en estos momentos el Madrid pasa por una delicada situación a causa de la crisis del coronavirus.

El problema de Alaba

Actualmente, Alaba cobra ocho millones de euros por temporada en el Bayern. Las negociaciones por la renovación con el club bávaro se rompieron cuando Alaba pidió un incremento de su sueldo hasta los 12 'kilos' limpios por año. En el Madrid tampoco podrían asumir ese salario, por lo que Zidane o el club debería antes convencerle para cobrar menos.

El Madrid tiene semanas por delante antes de despedir 2020 para tomar una decisión final sobre Alaba. Sobre la mesa también está la renovación de Sergio Ramos, que termina contrato también en junio de 2021, aunque las negociaciones parecen encaminadas y ambas partes quieren llegar a la misma conclusión: alargar el vínculo entre club y capitán.

[Más información: Alaba, una opción para el Real Madrid: pros y contras en la agenda de centrales]