El partido se fue al descanso con el 0-0 en el marcador y después de la reanudación llegó el momento de que los suplentes saliesen a calentar. Ahí se vio a Marvin y Arribas, dos productos de La Fábrica que representan la ilusión en la nueva generación. Uno y otro acabaron debutando con el primer equipo del Real Madrid, pero ahora cabe poner de relieve la figura del primero.

Noticias relacionadas

Si Arribas ingresó por Vinicius en el minuto 90, Marvin lo hizo en el 70 por Rodrygo. Más de media hora del canterano sobre el terreno de juego de un estadio que aunque ahora se llama Reale Arena, continúa siendo en esencia, en especial para los más románticos, el mítico Anoeta.

Nunca es fácil llegar al primer equipo del Real Madrid, muchas veces se dice que incluso puede ser más difícil llegando de las categorías inferiores. Pero sí, Zidane se decidió por apostar en el estreno liguero por incluir en la lista de convocados a los dos jóvenes futbolistas y no le tembló el pulso a la hora de darles la alternativa, aunque el marcador fuese de 0-0.

Marvin, en su debut con el primer equipo del Real Madrid ante la Real Sociedad en La Liga

855 días han pasado desde que un canterano no debuta con el Real Madrid de Zidane. El último fue, precisamente, su hijo Luca. Pero eso no significa que no haya confiado en los mirlos blancos, ya que de su mano se han estrenado con el primer equipo hasta catorce jugadores, entre ellos ilustres nombres de la actualidad del panorama futbolístico como Achraf Hakimi, Marcos Llorente u otras de las últimas joyas en el escenario español: el centrocampista Óscar Rodríguez.

El estreno de Marvin

Llegó el minuto 70 y se escenificó el estreno de Marvin Park. El jugador nacido hace 20 años en Palma de Mallorca no se sonrojó ni le pesó la camiseta en el esperado debut al hacerse con el mando de la banda derecha madridista en ataque. Tuvo una buena opción ante Aihen, pero amagó en lugar de disparar y el defensa de la Real le ganó el duelo y el balón.

Pese a ello, no dejó de ofrecer por su banda, demostrando que puede aportar verticalidad al juego del Real Madrid. Abrió el campo y estuvo muy activo, pero, y hay que poner un 'pero', es que le faltó claridad a la hora de centrar. Fue ese poner el esférico en la olla lo que no acabó de pulir un jugador al que todavía quedan muchos meses y años por delante para sacar matrícula en esta faceta del juego.

Ascenso meteórico

Marvin llegó a la cantera del Real Madrid en el año 2016 para ingresar en el Juvenil C. Antes ya había pasado por equipos como el Sporting Ciutat de Palma, Tranmere Rovers, La SalleEs Jonquet Penya Arrabal, de ahí a Valdebebas para formar parte de la generación del 2000. Él se define así mismo como "un jugador de gran velocidad", pero es mucho más.

Piña de los jugadores del Castilla tras el gol de Marvin

Verticalidad, como demostró ante la Real Sociedad, y también capacidad para desbordar en el uno contra uno. Algo de lo que ha dejado muestra en las categorías inferiores del club, desde los juveniles al Castilla, y que aunque no fue su punto fuerte en su estreno con el primer equipo, podrá quitarse la 'espinita' a buen seguro antes del final de la presente campaña.

Este debut llega precedido de su gran actuación en la fase final de la UEFA Youth League. El Real Madrid buscó el pasado mes de agosto el primer título continental de su historia en categoría juvenil y este llegó de la mano de un enorme Raúl, quien confió, por supuesto, en un Marvin Park que apunta alto.

[Más información: Un Madrid 0,0: sin gol ante la Real Sociedad en su debut en La Liga]