El Real Madrid ya piensa en la temporada 2020/2021 tras caer este viernes ante el Manchester City en la Champions League. Los jugadores blancos se van de vacaciones, pero no se espera que todos regresen para empezar a trabajar de nuevo en Valdebebas. El objetivo del club ahora se centra en el mercado de fichajes y, sobre todo, en las ventas, una vez que tienen el sí de Zidane para seguir un año más.

Noticias relacionadas

La dirección deportiva no se va de vacaciones y tiene bastante trabajo. Mientras la plantilla regresará a finales de agosto después de negociarlo con el cuerpo técnico, ellos tendrán que resolver muchos futuros. La realidad es que aún hay muchas fichas en la plantilla a pesar de que ya se han producido las salidas de Achraf, Dani Gómez y Jorge de Frutos.

Con la cesión de Takefusa Kubo a punto de cerrarse y poner rumbo hacia el Villarreal, aún quedan por resolver los contratos de otros miembros del primer equipo. Dani Ceballos también parece encaminarse a una nueva cesión en Londres y permanecería en el Arsenal, pero las dudas están en otros nombres. Línea por línea, habrá cambios de cara a la próxima temporada.

Cambios en la delantera

Será la zona del campo en la que más caras distintas habrá. Pero hay un nombre por encima de los demás que se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza. Gareth Bale no pone de su parte para dejar de pertenecer a la escuadra blanca y pretende cumplir sus dos años de contrato restantes a pesar de que no cuente para Zidane después de lo acontecido durante la previa de la eliminatoria contra el Manchester City.

Hay otros dos nombres en duda. Lucas Vázquez no tiene asegurada su presencia en la plantilla de la temporada que viene. Su ciclo en el club está más que amortizado y podría buscar nuevas aventuras, aunque el coronavirus ha apaciguado algunos intereses que aparecieron durante el último año. El de Luka Jovic también es otro caso abierto. Hay más llamadas que con el jugador anterior y no se descarta algún tipo de cesión. Si vienen a por él a comprarlo, tendrán que poner los 60 millones que costó.

Otros dos nombres también están en la puerta de salida. Borja Mayoral parece bastante cerca de salir traspasado a Italia. El delantero sigue interesando a la entidad ya que le reconocen un hombre de la casa, pero no ha demostrado lo suficiente como para tener un hueco en la primera plantilla. Se hará caja y se guardará algún tipo de preferencia en caso de querer recuperarlo. La salida de Mariano sigue siendo igual de difícil que los últimos años, pero volverá a tener ese cartel de transferible. El problema: su salario.

Nuevas cesiones y Odegaard

Brahim Díaz y Reinier Jesús saldrán esta temporada cedidos a un club de la Primera División española. El primero tiene que poner de su parte, ya que el Getafe, por ejemplo, está muy interesado. Hay más clubes también que siguen su estela como el Betis, pero los azulones son los que más han llamado a la puerta. También será clave que los blancos se hagan cargo de parte de su salario. El brasileño está muy cerca del Valladolid de Ronaldo, pero su entorno sigue escuchando proposiciones y no tiene prisa.

Martin Odegaard es otro de los nombres principales en el mercado. El noruego baila entre un segundo año de cesión en la Real Sociedad y regresar al Real Madrid. El GPS que lleva incorporado ahora mismo le sitúa más cerca de formar parte de la plantilla del año que viene que de seguir en San Sebastián. En cualquier caso, la situación aún puede cambiar. Siguen las negociaciones con el conjunto vasco que está interesado en otras cesiones y, sobre todo, en la venta de Óscar Rodríguez.

Ventas en la medular

El mediapunta que esta temporada militó en el Leganés sigue escuchando ofertas. El Villarreal lo tenía muy avanzado, pero finalmente Unai Emery se ha decantado por Kubo por delante del canterano blanco. Además, el Granada también puja fuerte, pero su oferta económica es inferior a la de los guipuzcoanos. En el extranjero también han mostrado interés y ahora mismo no se descarta ninguna opción. Su prioridad es jugar Europa.

James Rodríguez es la otra venta prevista esta temporada. El colombiano no salió el verano pasado al Atleti por un cúmulo de circunstancias. Ahora mismo está más cerca de Inglaterra que del club rojiblanco, pero no se olvidan de él. Dependerá de conseguir un acuerdo a la baja en cuanto a su salario, ya que la pandemia ha hecho estragos en los vecinos de la capital. También dependerá de las ventas que se produzcan.

Reguilón y Odriozola

Sergio Reguilón es el único futuro que resolver en la zaga. El jugador cedido en el Sevilla que sigue disputando la Europa League interesa en Inglaterra y también al conjunto hispalense para quedárselo definitivamente. Con Ferland Mendy y Marcelo jugando una temporada más de blanco, no tiene hueco en la primera plantilla, por lo que si se le traspasa, se guardará una opción preferencial.

El caso de Odriozola es diferente. En principio, a pesar de no haber jugado demasiado en el Bayern, volverá para ser uno más de la plantilla del año que viene. El vasco es la segunda opción para el lateral derecho y Zidane volverá a confiar en que consiga asentarse de una vez en el primer equipo.

La portería

La portería está asegurada con Courtois y Lunin. El ucraniano regresará para quedarse ante la salida de Areola. Será el segundo portero por detrás del belga que ha sido uno de los mejores de esta temporada. Su crecimiento seguirá bajo la sombra de uno de los mejores guardametas del mundo y del Zamora de este último año.

[Más información: El Real Madrid no tiene dudas con Zidane: máximo apoyo y su continuidad está asegurada]